Elecciones generales del 10N

La ‘X’ para el Senado: el pulso del PP en la papeleta color salmón

  • Circulan por las redes numerosos memes en los que se pide a los votantes del PP que rellenen la casilla de Vicente Azpitarte y ‘castiguen’ a José Antonio Robles

La papeleta color salmón tiene en las elecciones del 10-N una guerra soterrada que desdice el carácter normalmente anodino de la elección de los senadores por Granada. Los votantes pueden elegir tres nombres (ya que se eligen a título personal) de la lista completa de todos los partidos para el Senado y la gran interrogante que se plantea para el próximo domingo es si el número uno para la Cámara Alta por el PP, José Antonio Robles, puede ser superado en votos por el número 2, Vicente Azpitarte.

De hecho, hay una campaña más o menos organizada para que el votante del PP se salte la X de José Antonio Robles, lo que en parte es un mensaje al presidente provincial del partido, Sebastián Pérez, que aupó al alcalde de Güejar Sierra al número uno de la lista del PP cuando declinó en el último momento la invitación de Génova de encabezar a los populares en la Cámara Alta. Y esta guerra de guerrillas ha llegado también a las redes sociales, con numerosos montajes y memes que están circulando por los grupos de guasap de afiliados al PP en los que, abiertamente, se apuesta por no marcar la X de José Antonio Robles este próximo domingo antes de meter la papeleta en la urna.

Así que una de las primeras lecturas que habrá que hacer en la noche electoral será la del recuento de votos para el Senado y comprobar si, finalmente, los votantes del PP han preferido a Vicente Azpitarte y el alcalde de Güéjar Sierra se queda fuera pese a ser el número uno de la lista del PP.

En este sentido, Robles, que también es el portavoz de los populares en la Diputación, tendrá que hacer un esfuerzo extra en la provincia ya que en la capital Vicente Azpitarte ya demostró su fortaleza superando en votos en las pasadas elecciones del 28 de abril a los tres candidatos socialistas que pusieron rumbo al Senado: Alejandro Zubeldia, Sandra García y Francisco Javier Aragón. Azpitarte consiguió 42.181 votos, por los 36.340 de Zubeldia, los 35.569 de Martín y los 33.114 de Aragón, pese a que los socialistas ganaron holgadamente las elecciones en la capital.

Además se espera una espectacular subida de Vox, que sólo presenta una candidatura al Senado, Cristina Alejandra Jiménez Jiménez, lo que haría posible que parte de su electorado acabara rellenando la casilla de Vicente Azpitarte, también como castigo al candidato propuesto por Sebastián Pérez, en lo que podría ser una estrategia para debilitar aún más su liderazgo en la provincia.

Vídeo electoral paródico.

Y en esta línea, el sector crítico del PP con la actual dirección provincial tendrá en la papeleta salmón del Senado la ocasión de mostrar su malestar, así como el sector afín al exconcejal Juan García Montero que aún permanece en el partido. Todos ellos pueden encontrar en la papeleta del Senado la forma de dar una ‘bofetada’ simbólica al presidente provincial y, de paso, al alcalde de Güejar Sierra que algunos ya sitúan como su delfín de cara a la sucesión al frente del partido.

En este escenario no pasaron desapercibidas las palabras de Pablo Casado durante su visita exprés a la Alhambra hace dos semanas en un acto de precampaña, donde destacó la figura de Vicente Azpitarte por ser “una referencia mediática”, en referencia a su paso por EsRadio y por programas de éxito como El Chiringuito. Pero no nombró directamente a José Antonio Robles y se limitó a incluirle en la nómina de los “tres alcaldes” que figuran en los puestos principales de la candidatura.

Pero Robles también tiene fuertes asideros en Génova y mantiene una estrecha relación con Teodoro García Egea, el secretario general del partido, que de forma simbólica cerró las listas del PP de Güéjar Sierra en las últimas elecciones provinciales en las que Robles fue reelegido.

Pero este apoyo cerrado está lleno de pequeñas complicidades, como la visita que García Egea realizó la semana pasada a Güejar Sierra tras un acto de campaña en la capital, escapada que aprovechó también para practicar senderismo y que al parecer pilló por sorpresa a parte del partido.

De nuevo el Senado y la ‘anodina’ papeleta salmón puede ser la comidilla en las votaciones del 10-N como pasó en los comicios de 2015, donde por primera vez en la historia, el partido ganador, en este caso el PP, no consiguió tres senadores y acabó en empate con el PSOE, resultando elegidos Sebastián Pérez y Luis González (PP) y José Martínez Olmos y Ana Gámez (PSOE).

Así que la noche del 10-N, después de comprobar cómo se reparten los escaños por Granada y si se concretan las caídas y los ascensos que pronostican las encuestas, habrá que mirar con lupa qué ha pasado con los votos del Senado...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios