Estudiar en la Universidad de Granada

Estudiantes confinados: ¿Y si mis apuntes se quedaron en Granada?

  • Casi la mitad de los estudiantes de la Universidad de Granada proceden de otras provincias

Imagen de archivo de la Facultad de Ciencias. Imagen de archivo de la Facultad de Ciencias.

Imagen de archivo de la Facultad de Ciencias. / R. G.

La Universidad de Granada cuenta entre sus 47.000 matriculados en estudios de grado, de los que un 48% son estudiantes de otras provincias. Hubo quien, tras decretarse el estado de alarma el 14 de marzo y suspenderse las clases, el día 16 de ese mes, decidió volver a su casa para pasar la cuarentena con su familia. Otros se fueron en Semana Santa. Las sucesivas prórrogas del confinamiento han impedido que regresaran a sus alojamientos en Granada y ahí han quedado, en algunos casos, tanto apuntes como material que ahora se antoja necesario para finalizar el semestre, que terminará de forma virtual, tal y como se anunció el 2 de abril.

Antes de Semana Santa, el Vicerrectorado de Estudiantes y Empleabilidad lanzó un cuestionario para determinar las necesidades de regresar a sus domicilios de los estudiantes de fuera. En ese cuestionario 3.575 indicaron que iban a viajar a sus casas. A estos hay que unir los que probablemente lo hicieron antes de Semana Santa. Ahora, algunos de ellos requieren regresar para recoger lo que quedó en sus pisos. La cuestión es que no es posible trasladarse a causa del estado de alarma y la desescalada por fases tampoco es sinónimo de que se pueda viajar en un futuro más o menos inmediato a Granada. Dependerá de en qué fase esté la provincia en la que se resida y en la que se encuentre Granada la posibilidad de poder trasladarse de un punto a otro.

En una reciente entrevista en Europa Press, la rectora, Pilar Aranda, indicó que la UGR está haciendo gestiones destinadas a que puedan volver aquellos que, del grupo de 3.500 que retornaron con autorización a sus casas coincidiendo con la Semana Santa, necesiten regresar para recoger sus cosas en los pisos que han tenido alquilados este curso.

Sobre esta cuestión, desde la Oficina de Gestión de la Comunicación se indicó que la UGR y la Conferencia de Rectores (CRUE) “están en contacto constante con las autoridades para hacerles saber la necesidad de muchos miembros de la comunidad universitaria de recoger los enseres que dejaron en sus viviendas en Granada en el momento de la declaración del estado de alarma. Por el momento, éstas se han remitido al recientemente publicado Plan de Desescalada”. Esta misma fuente señaló que pese a que no hay datos sobre los que se fueron ni de los que quieren regresar, son “muchos” los que han requerido volver y tienen una “una necesidad real” de recoger sus apuntes, equipos informáticos o ropa.

Desde Insulae, la plataforma creada por un grupo de estudiantes de la Universidad de Granada, se indica que lo más práctico es negociar con el casero (si se trata de un piso de alquiler) una fecha para recoger los enseres personales cuando finalice el estado de alarma. Sin embargo, esto no soluciona el problema de quienes se hayan dejado en su piso los apuntes u otro material docente.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios