Granada

La Fiscalía pide "agilizar" el caso Nazarí con seis piezas separadas

  • Los asuntos de García Arrabal, los aparcamientos o los pisos de Torres Hurtado, serían algunos de los bloques propuestos

  • La jueza pregunta primero a la Policía y a los peritos

La investigación, que se inició poco antes de la Operación Nazarí, va camino de los tres años. La investigación, que se inició poco antes de la Operación Nazarí, va camino de los tres años.

La investigación, que se inició poco antes de la Operación Nazarí, va camino de los tres años. / G. H.

El caso Nazarí, que investiga una supuesta trama de corrupción urbanística en el Ayuntamiento de Granada durante los gobiernos de José Torres Hurtado, va camino de cumplir tres años desde su inicio en enero de 2016. Las pesquisas no han parado y, a juicio de la Fiscalía, han avanzado tanto que la causa podría dividirse ya en seis piezas separadas, que a partir de ahora seguirían una tramitación propia, ya sea hacia el archivo o al enjuiciamiento. Para la fiscal, esta medida "agilizaría" la causa.

Las promociones del constructor Roberto García Arrabal, la concesión de aparcamientos en la ciudad o el edificio de Obispo Hurtado, promovido por las familias del exalcalde y la exconcejal de Urbanismo Isabel Nieto, formarían parte de esa media docena de piezas separadas que propone ahora la Fiscalía a la jueza que instruye la causa, María Ángeles Jiménez.

La jueza rechazó la formación de piezas en 2017 por haber pesquisas pendientes

La magistrada, por el momento, se ha limitado a ordenar que se mande una consulta a la Unidad contra la Delincuencia Económica y Fiscal de la Policía (UDEF) y otra a los peritos de la Junta de Andalucía, para que le informen en este punto sobre "el tiempo probable de terminación de los informes que se encuentran pendientes". La decisión sobre la propuesta de la fiscal del caso, Sara Muñoz-Cobo, queda por tanto condicionada a estas comunicaciones con las dos partes que están desarrollando las investigaciones o los informes clave para el avance de la instrucción del caso.

La Fiscalía ya planteó en 2017 la necesidad de la formación de piezas separadas, algo que se viene haciendo en las grandes macrocausas (Gürtel, Villarejo, ERE...) para poder agilizar el trabajo y que, desde el punto de vista procesal, hace más viable llegar a procesar a determinadas personas por delitos y hechos concretos. O, en caso contrario, archivar las partes de la investigación que no hayan dado resultados delictivos.

En aquella ocasión la propia Fiscalía consideró poco después (el 25 de abril de 2017) que no era el momento procesal adecuado para ello "a fin de no romper la continencia de la causa", pues era necesario terminar muchas diligencias de investigación abiertas en ese momento. La jueza así lo confirmó en un auto de mayo de ese año en el que dictaminó que "no ha lugar, por ahora, a la formación de piezas separadas".

Desde entonces, tanto los peritos urbanísticos como la Policía, han enviado un buen número de informes relacionados con los distintos expedientes urbanísticos que se investigan en esta enorme causa judicial.

Para la Fiscalía, ya habría llegado la hora de llevar a cabo la división. Propone aglutinar en una primera pieza todos los asuntos relacionados con García Arrabal y sus empresas (el Pabellón Mulhacén, el edificio Progreso o el expediente Campus). Incluso prevé que todo esto pueda ser dividido a su vez en "subpiezas" o bloques separados.

El resto de las piezas planteadas serían la urbanización del Plan Parcial de Casería de San Jerónimo (Ciudad de la Luz), del promotor José Julián Romero; la concesión de media docena de aparcamientos municipales; la construcción y tramitación del edificio de Obispo Hurtado donde el exalcalde tiene su vivienda; la oficina del registrador de la propiedad investigado en el caso, y el convenio urbanístico del Cerrillo de Maracena.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios