Turismo Granada

La nueva vida del Santa Clara Golf Club

  • Una empresa madrileña invertirá un millón de euros en mejorar el campo

  • Quiere convertir Granada en un destino de turismo de golf, nieve y cultura

¿Turismo de golf en el reino de la Alhambra y Sierra Nevada? Así lo creen los nuevos rectores del campo de golf Santa Clara, situado en Otura. Desde hace dos meses, la empresa Global Golf Company gestiona una instalación que estaba sin rumbo y con una dirección más centrada en capear las consecuencias de la crisis del ladrillo que de potenciar el producto que manejaban entre manos. Fue así como esta compañía con sede en Madrid, y especializada en mejorar campos de golf tanto dentro como fuera de España, aterrizó a los pies de la imponente Silleta del Padul.

La cabeza visible de Global Golf Company en Granada es Joaquín Serrano, director de operaciones y que ya ha gestionado varios clubes de golf en la Región de Murcia. “Pretendemos expandir el negocio, hacerlo crecer dándole calidad a los servicios que ofrecemos, y ampliando el rango de actividades y el tipo de clientes al que vamos dirigidos”, explica el nuevo CEO del Santa Clara Golf, que tendrá arrendado el campo para los próximos diez años y donde realizarán una inversión de un millón de euros prorrateados los primeros cinco años. “El interés es el de una sociedad limitada que pretende incrementar la actividad de este producto y obtener beneficios por ello”, se sincera Serrano.

Algunos cambios en el campo ya son visibles. La nueva dirección del circuito ha mejorado los roughs (lo que viene a ser la hierba alta que crece en los laterales de la calle de juego), ha adecentado la calidad de los greens (la superficie de césped plana próxima a los hoyos), además de la limpieza, parte del paisaje, algunos ligeros cambios en el recorrido, y arreglo de las zonas de prácticas, tanto el putting green como el chipping green, explicó Anthony Dunlop, director comercial del club.

Aparte de las mejoras propias del campo de golf, la empresa pretende poner en marcha otros negocios paralelos como pistas de pádel, gimnasios, un pequeño spa, restaurantes, tienda para profesionales y una escuela de golf municipal con el Ayuntamiento de Otura, esto último para que los vecinos sepan “que el golf es un deporte al alcance de todos”, según Jorge Rosales, adjunto a la dirección.

¿Cómo pretenden hacer crecer el campo para hacerlo pasar de las 21.000 salidas anuales que tiene en la actualidad al objetivo de las 35.000-40.000 en los próximos cuatro o cinco años? A través de unir el golf a la oferta turística de cultura y nieve que impera en la provincia.

Nige German, un alemán que será director de la escuela y que cuenta con muchos años de experiencia en la gestión turística de golf, explica que “tengo muchos clientes que tienen que decidir si quieren ir una semana a esquiar y otra a jugar a golf”, y que “no pueden coger dos semanas en las vacaciones de invierno, así que si pueden mezclar las dos cosas, ese sitio es Granada. No hay ningún otro sitio en el que esto sea posible”, analiza este teutón que durante los meses de verano regenta un club de golf en Berlín. “Seremos los primeros en el mundo en combinar el paquete de esquí y snowboard con golf”, completa Anthony Dunlop.

Entradas a los tees 6 y 7 del campo de Santa Clara Entradas a los tees 6 y 7 del campo de Santa Clara

Entradas a los tees 6 y 7 del campo de Santa Clara / Carlos Gil

La estrategia asumirá no sólo los potenciales de los mercados turísticos que suponen Alemania y Reino Unido, sino que el abanico se ampliará a República Checa, Austria y los países escandinavos. En esta ecuación se incluyen los nativos de esos países que ya residen en Andalucía, sobre todo en la franja costera que une Málaga con Almería, y que incluye la Costa Tropical y el Valle de Lecrín, donde el potencial de crecimiento es muy importante.

En cualquier proyecto turístico se hace indispensable la colaboración de las instituciones públicas. Y tanto el Patronato Provincial de Turismo como el Ayuntamiento de Otura ya han recibido la visita de los nuevos gestores del Santa Clara.

“Estamos encantados con el recibimiento que nos han dado”, expresó el director del campo, que además se traducirá en que para la próxima semana “nos mandarán” a una serie de turoperadores especializados en golf que van a probar, tanto el campo otureño como los de Las Gabias y Playa Granada, de cara a incluir estos recorridos en paquetes turísticos.

Los promotores pretenden crear una asociación con los campos de Las Gabias y Playa Granada

La colaboración con otros campos se presenta clave para la estrategia de Global Golf Company en Granada. La idea que hay sobre la mesa es crear una asociación de campos de golf de la provincia para “defender los intereses del sector y que esté presente en todas las acciones de turismo”, afirma Joaquín Serrano, quien ya realizó una iniciativa similar en la Región de Murcia en el año 2000.

Los mimbres están puestos y la idea de convertir a Granada en un destino de golf unida a Sierra Nevada y el patrimonio cultural es, de entrada, muy atractiva. Además, ayudaría a desestacionalizar el turismo tradicional que recibe la provincia, puesto que la temporada alta de golf para el sur de España se centra en los meses invernales, ya que que en el resto de Europa, sobre todo la más norteña, los campos están cerrados.

Todo esto atraería a un tipo de turista que, de media, gasta un 40% más que un viajero al uso. “Es un turista que no va a la playa a comerse un helado”, ejemplifica Nige German.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios