Agresiones médicas

Granada y Armilla en protesta por las dos agresiones a médicos en una semana

  • La primera tuvo lugar el pasado jueves en el Hospital Campus del PTS y la segunda un día más tarde en el Centro de Salud de Armilla donde un hombre amenazó e insultó a su médico de familia 

Comentarios 1

La escalada de agresiones a sanitarios en Granada no cesa. En solo cuatro días se han producido dos, de carácter verbal y físico en dos centros de la provincia. El primero tuvo lugar en el Hospital PTS el pasado jueves 14 y el segundo el pasado viernes 15 en el Centro de Salud de Armilla, donde un hombre amenazó e insultó al médico de familia que lo atendía. 

Ambos ataques han tenido en la mañana de hoy su respuesta: repulsa y censura por parte de los profesionales de la sanidad que tanto en la capital (en el Campus de la Salud) como en el pueblo del área metropolitana, han salido a la calle para mostrar su hartazgo y condena a una situación que por goteo sigue afectando a este sector. 

A la concentración del Hospital Campus del PTS ha asistido el nuevo delegado de Salud de la Junta de Andalucía,  Indalecio Sánchez-Montesinos, que además ha dejado de asistir a unas jornadas en el Virgen de las Nieves para poder estar en la concentración. El delegado ha querido mostrar su apoyo al equipo médico de quien ha dicho a aquellos "que puedan tener la idea de agredir a un sanitario" que los profesionales tienen "cara, corazón y cerebro" haciendo referencia a que piensen en el trabajo que humano que realizan los facultativos antes de pensar "nunca jamás en agredir a alguien que tiene como único objetivo cuidar".

Desde CSIF Granada condenan estos hechos asegurando que "la agresión nunca es la solución. No entendemos como se puede agredir a alguien que está cuidando tu salud". Por su parte, la alcaldesa de Armilla, Loli Cañavate, ha asistido esta mañana a la concentración de repulsa contra la agresión a un facultativo del Centro de Salud de la localidad y donde ha lamentado esta nueva agresión y muestra su apoyo al personal que trabaja en el citado centro y afirma que ante este tipo de actuaciones la población debemos manifestar nuestra “tolerancia cero”.

En el caso de la agresión de Armilla, el usuario "se enfureció, comenzó a insultar al médico y a amenazar e intimidar" a este profesional, por lo que se dio aviso a los Cuerpos de Seguridad del Estado. Asimismo, la Unidad de Prevención de Riesgos Laborales ha puesto en marcha el protocolo de actuaciones en caso de agresión a profesionales de los centros sanitarios, que incluye tanto asistencia jurídica como medidas de apoyo a los profesionales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios