Aeropuerto de Granada La ruta Granada-Melilla seguirá siendo operada por Air Nostrum en 2020

  • El contrato actual, que sujeta a obligación de servicio público, expiraba a final de año

Un avión ATR-72 600 como el que cubre la ruta Granada-Melilla Un avión ATR-72 600 como el que cubre la ruta Granada-Melilla

Un avión ATR-72 600 como el que cubre la ruta Granada-Melilla / Wikipedia

La compañía Air Nostrum seguirá operando la ruta aérea Granada-Melilla después de haber sido, de nuevo, la adjudicataria y única ofertante al nuevo contrato de para esta conexión aérea a partir del 1 de enero.

El Ministerio de Fomento ha conferido por 2,09 millones de euros este contrato de transporte aéreo sometido a obligaciones de servicio público que, además de la ruta Granada-Melilla, contempla las conexiones Melilla-Almería y Melilla-Sevilla. El actual contrato que rige expiraba en fin de año.

El procedimiento de adjudicación a Air Nostrum ha sido abierto acelerado, una declaración de urgencia que adoptó el órgano de contratación el 26 de junio de 2019. En el acuerdo de licitación del contrato, publicado el 24 de julio por el Ministerio de Fomento en el BOE, se establecía que la duración del contrato es "de 1 año desde el comienzo efectivo de las operaciones", así como que "la fecha prevista para el inicio del servicio es el 1 de enero de 2020".

La declaración de servicio público de estas tres rutas aéreas se fundamenta en un acuerdo del Consejo de Ministros de 5 de octubre de 2018, decisión que adoptó a propuesta del ministro de Fomento y previo informe de la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos.

El acuerdo del Consejo de Ministros explicaba que "la Ciudad Autónoma de Melilla ha solicitado al Gobierno la declaración de obligaciones de servicio público en las rutas aéreas que unen Melilla con Granada, Almería y Sevilla, de manera que garanticen una prestación mínima de servicios regulares, con objeto de reforzar la cohesión territorial de la Ciudad Autónoma de Melilla con el resto del territorio nacional".

El fundamento de la declaración apela a que "las obligaciones de servicio público vendrán a cubrir, temporalmente, una demanda de servicios de transporte insuficientemente atendida en la actualidad por otros modos de transporte".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios