Municipal

Granada saca del cajón el plan para ampliar la zona azul: más calles, parquímetros 'inteligentes' y enchufes para eléctricos

  • El cambio supone el incremento de 1.220 plazas y está obligado por contrato con la empresa de zona ORA pero no se había llevado a cabo aún

  • El PP tuvo que retirarlo en su día por oposición vecinal y política y ahora el PSOE lo recupera

  • Granada se pone al día con la zona ORA

Imagen de archivo de un operario pintando una línea azul de aparcamiento.

Imagen de archivo de un operario pintando una línea azul de aparcamiento. / G. H.

El equipo de Gobierno del PSOE ha puesto de nuevo encima de la mesa un plan de movilidad que suele generar polémica en los distintos gobiernos locales: el aumento de la zona azul y por tanto de los espacios de aparcamiento de pago en la ciudad. Algo obligado por contrato en la ciudad pero que no es una medida bien entendida por la población y que generó además polémica política en el verano de 2020 con el anterior gobierno de PP-Cs.

El dato objetivo es que por contrato firmado por la empresa, esta tiene que tener 3.100 plazas de aparcamiento, para lo que paga su canon anual de 600.000 euros. Y no las tiene, ahora son unas mil menos, por lo que desde 2018 se ha intentado poner en marcha el aumento de calles con zona ORA (azul, roja y verde) con poco éxito. Ahora, el área de Movilidad va a implantar 1.220 plazas más en más de una veintena de calles nuevas, entre ellas Sos del Rey Católico, Real de Cartuja, Torre de la Pólvora, Comares, Avenida de la Ilustración, Palencia, Avenida de Barcelona, Halcón o el Paseo de los Mártires.

Ahora, el gobierno del PSOE saca del cajón de nuevo su plan de zona ORA. Ellos, en su anterior mandato, ya dejaron firmado con la nueva concesión de 2018 el decreto por el que se aumentaban las calles con zona azul tras un proceso que aseguraron de participación y consenso vecinal. Ese documento decía cuántas plazas se ganaban y en qué calles. Pero llegó el cambio de gobierno y el bipartito tuvo que retomar el cambio, realizando algunos ajustes a las calles incluidas amparándose en ese acuerdo vecinal previo. Pero también llegó la pandemia y cuando el entonces concejal de Movilidad, César Díaz, anunció los cambios, que incluían algunas modificaciones respecto al documento dejado por el PSOE, y comenzaron a aplicarse se generó una protesta vecinal y política por el pintado de azul en concreto de la calle Primavera, lo que terminó sin llevarse a cabo y con el entonces alcalde, Luis Salvador, enmendando públicamente la decisión de Díaz y por tanto generando una de las crisis que minaron el gobierno PP-Cs. El PSOE entonces se unió a los vecinos en sus críticas y Unidas Podemos anunció incluso recurso de reposición. 

Un plan que viene de 2018

Y se aparcó la ampliación de plazas. A su llegada al Gobierno, el PSOE recuperó de nuevo su plan, más similar al que dejó hecho en la anterior etapa. Y ya está listo para implantarse. Según la concejal del PSOE, Raquel Ruz, tras la polémica política de 2020 comenzaron a hablar con los vecinos para ver sus demandas y de ahí salió un documento que ya se aprobó en pleno municipal y que ahora está siendo presentado en las Juntas Municipales de Distrito. Cuando termine ese trámite comenzará a implantarse de forma progresiva con el pintado de calles, lo que calculan será en unos meses aunque no dan fecha fija.

"Las nuevas calles son calles comerciales o de negocios en los que se nos pide rotación para fomentar el comercio local", señala Ruz. Entre los grandes cambios, habrá zona azul en Torre de la Pólvora o Torre de Comares, una zona, junto al Palacio de Deportes, "donde aparcaba mucha gente del área metropolitana y dejaban allí el coche todo el día, algo que afecta a una zona de bares y restauración. También tendrá zona azul, por ejemplo, Sos del Rey Católico, muy próxima al centro. En el Zaidín, se amplía en calle Palencia, Avenida Barcelona o Avenida de Dílar. También habrá cambios en Pajaritos o Cartuja. Habrá también una nueva zona verde en el Carmen de los Mártires, que se sumará a la existente en el Paseo de los Basilios.

La concejal ha destacado también que el nuevo plan de la zona ORA incluye la instalación de nuevos parquímetros, que permitirán por ejemplo descuentos comerciales o más de 40 plazas con enchufe para recarga de vehículos eléctricos.

Mapa actualizado del estacionamiento limitado en Granada. Mapa actualizado del estacionamiento limitado en Granada.

Mapa actualizado del estacionamiento limitado en Granada. / Movilidad Granada

Las calles

Así, habrá más zona azul en el Zaidín con la Avenida de Barcelona, Palencia y más en Avenida de Dílar; en la zona de Alminares se sumará Sos de Rey Católico y también habrá plazas en Manuel de Góngora, Pablo Picasso o Andrés Segovia. En la zona del Palacio de Deportes se suma Torre de la Pólvora, de Comares, o la Avenida de la Ilustración en el PTS. En el Centro se repintarán plazas en Arabial o Mulhacén; en Pajaritos en la calle Halcón y en Cartuja, en Real de Cartuja y Cristo de la Yedra. No se incluye en este caso la calle Primavera, el origen de la polémica política y vecinal de 2020.

Críticas del PP por el aumento de plazas y dudas sobre los tiempos de aplicación

El anterior concejal de Movilidad, César Díaz, que fue el responsable del anterior intento de aplicación de la medida, ha señalado que este plan que recupera el PSOE incluye incluso más zona azul que la que él propuso. El PP incluía la creación de 912 plazas de zona ORA nuevas y el proyecto del PSOE las sube a 1.220.

Según Díaz, "nosotros lo que hicimos fue cumplir con el contrato y con lo que había firmado. La empresa pagaba un canon de 600.000 euros anuales por un número de plazas y nos las tenía, por lo que llevamos ya dos años sin darle esas plazas", explica el concejal del PP. De hecho, la empresa ha pedido al Ayuntamiento que se le devuelva el canon cobrado de más durante este tiempo. De hecho, entiende que el aumento de plazas puede derivarse de una negociación con la empresa, una compensación frente a esa reclamación.

Pero el concejal no cree que pueda implantarse tampoco tan rápido esta medida y habla de dos condicionantes. Por un lado, la zona de bajas emisiones. Para el 1 de enero de 2023 tiene que estar aplicada esta ZBE que obliga a que las plazas de rotación en el área haya que sacarlas de ese ámbito y por tanto ubicarlas en otros espacios. Por otro lado está una sentencia judicial que indica que la zona ORA ya no es una tasa sino una prestación de carácter no tributario, por lo que habrá que modificar la ordenanza de aparcamientos en superficie de Granada, algo que no se ha hecho y lleva su trámite.

"Me temo que esta va a ser la excusa del Gobierno del PSOE para no hacerlo pero por contrato hay que dar ese número de plazas a la empresa", garantiza Díaz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios