Covid-19

Granada cierra la semana con 1.676 casos menos de coronavirus que la anterior

  • También se cierra la primera semana de descenso de camas ocupadas en los hospitales desde el cambio de año

El temporal empieza a amainar en los hospitales El temporal empieza a amainar en los hospitales

El temporal empieza a amainar en los hospitales / Antonio L. Juárez (Photographerssports)

Los datos del coronavirus notificados hoy en Granada, y correspondientes al recuento realizado entre ayer y primera hora de la mañana de este domingo, confirman que la tercera ola del Covid-19 ha empezado a remitir en la provincia, aunque todavía de forma lenta. La semana se va a cerrar con el primer descenso acumulado de casos desde la penúltima del mes de diciembre, y en los hospitales, el ritmo de camas ocupadas ha sido por primera vez negativo desde la semana que se cerró el 3 de enero. Los fallecidos marcan el mínimo de los últimos siete días con 3 y los curados son 171 en estas 24 horas.

Salud ha informado que en las últimas 24 horas se han notificado 378 casos de coronavirus en la provincia de Granada, lo que confirma el cuarto día consecutivo del descenso de contagios y, esto es lo importante, 557 casos menos que los registrados el domingo pasado, siendo este el mejor domingo, y de largo, de los últimos cuatro (cuando se notificaron 935, 830 y 767 test positivos).

También se confirma que esta ha sido la mejor semana en cuanto a contagios notificados desde la que fue del 4 al 10 de enero, es decir, cuando todavía se venía de la 'resaca' del confinamiento de los meses de octubre y noviembre, y cuando se estaban produciendo los contactos que provocaron semanas después de la tercera oleada tras la Navidad. En los últimos siete días se han remitido a Sanidad 2.929 casos en Granada, que son 1.676 menos que en la semana anterior, que se queda como la del pico de esta ola con 4.605 contagios totales.

La caída es bastante importante, con un 36,4% menos de casos notificados, que además supone el primer descenso de contagios desde la semana del 20 al 27 de diciembre, cuando se pasó de 780 a 755 casos. Desde ese momento todos los indicadores fueron subiendo cada semana hasta alcanzar el tope la pasada. También ha bajado el promedio de casos por primera vez desde la misma fecha. La diferencia, además, con la semana pasada, es que en esta la media de contagios confirmados fue de 418,4 y en la anterior 657,8. Otro parámetro que confirma el descenso de la ola.

Los hospitales siguen siendo el lugar en el que esta tendencia de descenso, que si todo va como los números predicen y si el comportamiento es similar al de las olas anteriores, va a notarse con algo más de lentitud. Se viene de la semana con mayor número de ingresos nuevos, pero a la vez la primera en la que se ha reducido la presión en cuanto a camas ocupadas desde la semana que acabó el 3 de enero, sin haber estallado la tercera ola.

En las últimas 24 horas se han contabilizado en Granada 23 nuevos ingresos de pacientes con coronavirus, de los que dos lo han hecho en UCI. Para ser un sábado-domingo, es el peor dato de la tercera ola, por delante de los 15 de la semana pasada y los 9 de la anterior. También ha sido la peor en cuanto a nuevas hospitalizaciones, con 308, por delante de los 257 de la pasada y los 166 de la otra.

Sin embargo, haciendo cuentas, el incremento de hospitalizaciones nuevas entre la semana del 18 al 24 de enero y la siguiente llevó menor velocidad que en esta. Por entonces, la diferencia de una semana a otra fue de 91 casos más, mientras que entre la semana pasada y la actual ese incremento es de casi la mitad (51). Y esto es lo que ha hecho que se note la caída en el número de camas ocupadas en los hospitales granadinos, que cierra la semana por primera vez en descenso desde el 3 de enero.

En el parte de hoy de la Junta de Andalucía se cuentan 600 ingresados totales en los centros asistenciales de la provincia, de los que 483 están en régimen ordinario (se baja de los 500 por primera vez esa semana) y 117 en Cuidados Intensivos (también la cifra más baja de estos siete días). Es el segundo día donde bajan todos los parámetros de hospitalización esta semana.

Estos datos han hecho que en el cierre de hospitalizaciones totales de esta semana se haya registrado un descenso del 5,66% en camas ocupadas, lo que no sucedía desde que concluyó la semana del 3 de enero, cuando la caída fue del 18,28%. Desde ese momento la presión hospitalaria empezó a crecer, a una velocidad de crecimiento del 25,16 en la semana posterior a esa, y del 59,05 en la siguiente ( (del 11 al 17 de enero), que fue la peor en cuanto a incremento de admisión en los hospitales. Desde ese momento, la velocidad de ocupación fue decayendo, aunque siempre en fase de incremento (27 y 21%), hasta esta.

Esto debe marcar el comienzo de una progresiva 'evacuación' de personas de los hospitales, que debería empezar a notarse esta semana, pero más en la siguiente, cuando se confirme el descenso de los contagios, tal y como ha sucedido en olas anteriores. Eso sí, hay una diferencia con respecto a la del otoño. Tras  alcanzarse el pico de hospitalizados el 10 de noviembre, la semana posterior redujo el número de camas ocupadas un 12,6%, por lo que en comparación con esta semana, la del pico de la tercera marea del Covid-19, la velocidad ha sido bastante inferior, y esto se debe a que el número de pacientes UCI, que requieren mas tiempo de estancia, es ahora mayor que en noviembre.

Los fallecidos dejan la cifra más baja de los últimos días con 3 decesos, que dejan a la provincia a 10 muertes de alcanzar las 1.300 totales en toda la pandemia. Los curados suman 171 más. Los casos activos suben hasta los 17.014.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios