Covid-19

El descenso de casos de coronavirus en Granada confirma el inicio del fin de la tercera ola

  • El fuerte número de nuevos ingresos hospitalarios (72) choca con el incremento del número de curados (322), que siguen frenando las camas ocupadas

  • Nueve fallecidos en las últimas 24 horas son la cifra más baja de lo que va de semana, aunque siguen siendo demasiados

El número de ingresos sigue siendo muy alto pero la caída de contagios puede bajarlos ya la semana que viene El número de ingresos sigue siendo muy alto pero la caída de contagios puede bajarlos ya la semana que viene

El número de ingresos sigue siendo muy alto pero la caída de contagios puede bajarlos ya la semana que viene / Jesús Jiménez (Photographerssports)

Confirmado. La tercera ola del coronavirus está en remisión en Granada. Al menos en cuanto a la notificación de casos detectados. En los hospitales sigue estando en la cresta, donde se 'lucha' entre los pacientes nuevos, que han subido mucho esta semana, y los que se curan, que también han cogido velocidad de crucero. El fin de semana llega con 9 fallecidos en la provincia de Granada por SARS-CoV-2.

La Junta de Andalucía ha remitido esta mañana al Ministerio de Sanidad 454 casos de coronavirus en Granada, la cifra más baja para un sábado desde el 9 de enero, que se contabilizaron 404. Este dato confirma lo que en los últimos días se venía barruntando, que es el comienzo de la bajada de los contagios de la tercera ola. Y esto es así porque durante tercer día seguido baja el número de pruebas positivas notificadas en jornadas donde en las últimas semanas se añadían de 800 casos para arriba. Es más, en comparación con el sábado pasado, la diferencia es de 574 casos menos, ya que se cifraron en 1.028.

Pero es que también hay más. De esos más de 1.000 casos de hace una semana, cada vez es más probable que se deban a una acumulación de contagios no remitidos, que explicarían la extraña 'vaguada' del jueves 28, cuando se contabilizaron unos 300 casos menos de lo que era esperado según la evolución de casos de aquellos días, aún en fase ascendente.

Esta reducción del número de contagios se refleja en el balance semanal. Durante esta semana se han enviado a Sanidad 3.486 positivos por coronavirus en Granada, mientras que en las dos semanas anteriores fueron 4.500 y 4.466, confirmando la última semana de enero como la del pico de la tercera ola, y que esta no ha sido tan virulenta como la del pasado otoño.

La media de casos diarios también sufre un bajón importante en esta última semana, con un promedio de 498 notificaciones, por 642,8 de la semana pasada y 638 de la anterior. Lo que se viene en los próximos días es una reducción aún mayor del número de casos que empezará a notarse también en la cantidad de hospitalización nueva, que cierra su peor semana de esta tercera oleada.

Y es que en las últimas 24 horas se han contabilizado nada menos que 72 nuevos ingresos hospitalarios, aunque solo dos han requerido de entrada en las Unidades de Cuidados Intensivos. Es una de las cifras más altas de toda la pandemia en una sola jornada, que hacen las nuevas admisiones por coronavirus se hayan disparado hasta las 324 desde el pasado sábado (en el mismo periodo de las dos semanas anteriores fueron 251 y 158 nuevos encamamientos).

Esta fuerte velocidad de nuevos ingresos bebe directamente de los contagios de la semana pasada y la anterior, la del mayor crecimiento y pico de la pandemia en la provincia, ya que el desarrollo y la gravedad de los síntomas del Covid-19 tardan en manifestarse, al menos, 7 días. Esto se puede comprobar en las hospitalizaciones según la fecha de diagnóstico. Hasta ayer, solo 32 personas ingresadas fueron detectadas con coronavirus desde el 1 de febrero, mientras que en la semana anterior, última de enero, fueron 145, y en la penúltima 223.

Sin embargo, este crecimiento importante en nueva hospitalización ha chocado frontalmente esta semana el menor incremento de camas ocupadas de toda esta tercera ola, donde la velocidad de 'llenado' de puestos se ha reducido de forma considerable. Y esto ha tenido mucho que ver con las altas hospitalarias y epidemiológicas. Desde el sábado pasado 1.369 personas han sido declaradas como curadas de coronavirus en la provincia, y aunque la mayoría no hayan sido en los hospitales, sí se vislumbran más salidas de los centros asistenciales que las 324 entradas registradas.

Por eso, la curva hospitalaria está estancada en la cresta de la ola, pero con tendencia a empezar a bajar. En el parte remitido hoy por la Junta se contabilizan de forma real 526 personas ingresadas en planta Covid (una más que ayer) y 120 en Cuidados Intensivos (dos más que ayer). Desde hace cuatro días no se supera el tope de ingresados de la tercera ola en Granada (659 totales), cuando hasta ese momento no pasaban más de dos días sin un nuevo pico.

Seguirá tardando en bajar la cantidad de muertes, que ya no dependen tan directamente a corto plazo del número de contagios e ingresos diarios, porque ya depende de la evolución clínica de los pacientes más graves. En las últimas 24 se han sumado 9, la cifra más baja notificada en lo que va de semana. El número de curados es de 322. Los casos activos estimados son 16.810.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios