Coronavirus

Granada, ante sus horas "críticas" para tomar medidas más restrictivas

Granada, ante sus horas más "críticas" para tomar medidas más restrictivas Granada, ante sus horas más "críticas" para tomar medidas más restrictivas

Granada, ante sus horas más "críticas" para tomar medidas más restrictivas / Jesús Jiménez / Photographerssports

Granada está en un momento crítico de no retorno. Superando la tasa de contagios que permitiría el confinamiento, con un incremento de pacientes en UCI y positivos creciendo diariamente, este puente era la “prueba de fuego” para ver si es necesario tomar medidas más drásticas como en otros municipios. Y con las imágenes que ayer se hicieron virales y recorrieron todo el país de jóvenes de fiesta en la calle Ganivet sin cumplir las medidas de seguridad, además de otras incidencias que se repiten en los últimos fines de semana con concentraciones de jóvenes, botellones y fiestas en pisos de estudiantes, se puede decir que la ciudad no ha pasado esa prueba.

Y aunque hasta el martes no hay Consejo de Gobierno de la Junta, que es donde se toman las medidas para el control de la pandemia, ya está claro que se estudiarán los datos de Granada y que habrá que tomar medidas más drásticas. El Ayuntamiento dice que ya no puede hacer más respecto al control policial y sanciones y la Junta anuncia 24/48 horas decisivas y advierte de que habrá medidas. No se habla aún de confinamiento pero sí habrá más control sobre actividades de estudiantes, universitarios, residencias e incluso hosteleros.

Ayer, el concejal de Seguridad del Ayuntamiento de Granada, César Díaz, fue contundente y dio imagen de lo que fue la jornada: “No se paró ni un instante”. Fiestas en pisos, botellones, control de aforos, control de licencias, peleas y las imágenes que se han visto de una calle Ganivet con centenares de jóvenes que hubo que desalojar.

Pero también dijo que no hay muchas más medidas que tomar que las que se tienen. “No es cuestión de más efectivos. Si hubiera el doble de policías no mejoraría mucho más la imagen ya que estarían también actuando, estaban desbordados”, reconoció. Sólo en la calle Ganivet se llegaron a dispersar a 400 personas. Ante esta situación, y en un momento crítico para la ciudad, el concejal pidió ayer al alcalde que convoque para el martes una Junta Local de Seguridad a la que asista tanto Subdelegación del Gobierno para coordinar más refuerzo de Policía Nacional, como, por primera vez, Universidad de Granada y Federación de Hostelería. Dos sectores con los que hay que tomar más medidas tras lo que está pasando con el ocio nocturno y los jóvenes y universitarios. 

Despliegue policial

El despliegue policial del sábado en la capital era de unos 50 agentes, según Díaz el “más grande en una tarde/noche”, con 37 policías locales y diez nacionales. Sólo en Ganivet hubo que dispersar a 400 personas tras la salida de los pubs y bares, por lo que fue necesario desplegar tres unidades. 

Pero, como reconoció Díaz, “es tratar de poner puertas al campo. Si se van de un sitio van a otro. No se puede poner un policía en cada esquina. Tienen que tomar conciencia de lo que tenemos”, aseguró. Y por eso reclamará también más contundencia por parte de la Universidad de Granada. En otras ciudades ya hay universidades que sancionan a sus alumnos e incluso pueden perder la matrícula.

Con los hosteleros se verá también el tema del ocio nocturno. Aunque las discotecas y pubs no pueden abrir con esa licencia, se están reconvirtiendo licencias a local de tarde con restauración de forma que ofrecen algo de comida o se asocian con otro restaurante y pueden abrir. Eso ha pasado, por ejemplo, en la Mae West y otros también de Ganivet. Donde sí hubo que intervenir para cerrarlo fue en la discoteca Aliatar, que abrió con licencia normal de discoteca sin poder hacerlo, por lo que fue desalojada y cerrada.

Pero también se interviene en pisos de estudiantes. La noche del sábado en más de 20. Y en Pedro Antonio de Alarcón, Plaza Einstein, el Albaicín... “Se ha hecho de todo y tomado todas las medidas. Era la prueba de fuego y la gente joven tiene que ser consciente”, reconoció.

El propio alcalde de Granada, Luis Salvador, limitó ayer la problemática de Ganivet a un momento puntual por la salida de todos los jóvenes a la vez de los establecimientos y defiende que a los diez minutos estaba solucionado con la presencia policial. Y apeló a la autoprotección de cada uno.

La Junta, contundente: "Las imágenes son intolerables"

La Junta de Andalucía fue contundente en lo que denominó como “momentos críticos” de la segunda ola: “Imágenes como las que se han visto en la calle Ganivet son intolerables y demuestran dos fallos fundamentales, que la juventud no es consciente de la transcendencia de esas conductas y que las autoridades del resto de administraciones tienen que colaborar de manera contundente y eficaz con la Junta de Andalucía para tratar de frenar conductas de este tipo”, dijo el delegado del Gobierno, Pablo García.

Según García, “la capital granadina se enfrenta en la próximas a 24/48 horas al reto más importante de los últimos meses, es muy probable que tengamos que adoptar medidas sanitarias de mayor calado el próximo martes”, por lo que apeló a la responsabilidad y a unir esfuerzo para atajar esta situación.

La oposición pide más actuaciones

Desde la oposición también se pronunciaron los grupos con la polémica generada por la situación de las calles de Granada y locales la noche del sábado.

En el PSOE, su portavoz, Paco Cuenca, dijo que hay que “depurar responsabilidades” y que “César Díaz ha demostrado, como el resto de sus compañeros de gobierno, no estar a la altura”, por lo que piden su dimisión. Y anuncia que llevará el asunto al Pleno para nos mandar al traste “todos los esfuerzos que hicimos durante 3 años para erradicar el botellón.

Desde Vox, la edil Beatriz Sánchez, mostró su preocupación “ante el inminente cierre de los negocios de hostelería y comercios, a la vista de la desidia de la Subdelegación del Gobierno y el equipo de gobierno a la hora de atajar los problemas de aglomeraciones de personas”, por lo que pedirán una reunión para conocer el despliegue policial.

El portavoz de Podemos-IU, Antonio Cambril, aseguró que “los jóvenes también tienen que cumplir las normas y hay que hacer cumplir la ley”, para lo que no hace falta más policía sino “multar y bien”. Cambril asegura que con los datos y su evolución “la ruina está al acecho y la economía se gripará”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios