Medio ambiente

La Granada metropolitana respira el aire más contaminado de España

  • Según los expertos, la causa principal de la mala calidad atmosférica es el "intenso tráfico rodado que soporta" que la equipara con Madrid y Barcelona

Ecologistas en Acción advierte de los problemas de la contaminación en Granada Ecologistas en Acción advierte de los problemas de la contaminación en Granada

Ecologistas en Acción advierte de los problemas de la contaminación en Granada / Carlos Gil

El aire en Granada es irrespirable. No busquen dobles sentidos. Es el análisis literal que se extrae del informe sobre La calidad del aire en el Estado español en 2018 elaborado por Ecologistas en Acción, que ofrece unos datos alarmantes sobre la contaminación en la capital y el Área Metropolitana. Un nuevo aviso sobre uno de los grandes temas que empiezan a preocupar la ciudadanía, a pesar de la incongruencia que supone que las instituciones no consigan mitigar los críticos niveles de pobreza ambiental.

El documento señala que tras cuatro décadas de regulación legal, los contaminantes clásicos siguen afectando a tres cuartas partes de la población española, señalando a áreas urbanas como la de Granada, cuya calidad de aire está entra las peores de España igualándose a las de grandes entornos industriales y las capitales con más habitantes del país como Madrid y Barcelona.

El informe es particularmente grave cuando apunta que Granada es una de las tres poblaciones marcadas en rojo en España junto a la ciudad de Madrid y su famosos corredor del Henares y el Área Metropolitana de Barcelona. En concreto, Ecologistas Acción denuncia que los habitantes de estos tres lugares respiraron durante 2018 "niveles malsanos" de dióxido de nitrógeno NO2 según el valor límite anual de la normativa y la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En este sentido, el estudio detalla que el dióxido de nitrógeno (NO2) volvió a tener sus peores registros a nivel andaluz en el Área Metropolitana de Granada "como consecuencia del intenso tráfico rodado que soporta". Así, se explica que en la estación de medición del aire de Granada Norte se mantuvo la superación del valor límite anual establecido por la normativa, pese a que la aglomeración de Granada tenía concedida una prórroga que ya expiró.

Ecologistas en Acción tacha de "insuficientes" las propuestas que se han hecho a nivel local

Y es que el problema viene de lejos. De esta manera, Ecologistas en Acción recuerda que el artículo 22 de la Directiva 2008/50/CE, titulado Prórroga de los plazos de cumplimiento y exención de la obligación de aplicar ciertos valores límite, por el que se establecen las condiciones por las que un Estado miembro podía prorrogar, un máximo de cinco años (hasta 2015), los plazos de cumplimiento de los valores límite de dióxido de nitrógeno o benceno respecto a los plazos fijados por la Directiva para dichos contaminantes, es decir para el 1 de enero de 2010. Granada y su Área Metropolitana fueron uno de los puntos geográficos a los que se le concedió una prórroga para subsanar un problema que se acrecienta con el paso de los años.

El informe se hace eco de que a nivel local, el Ayuntamiento de Granada aprobó por Acuerdo del Pleno de 24 de noviembre de 2017 el Plan de Mejora de la Calidad del Aire 2017-2020, que contiene una serie de medidas generales que la organización ecologista considera “de escaso detalle, insuficientes para atajar la situación de incumplimiento reiterado del valor límite anual de contaminación atmosférica”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios