Covid-19

Granada todavía es una zona de 'riesgo alto' de coronavirus con los criterios del Ministerio de Sanidad

  • El 'semáforo' del Ministerio indica que la situación es de extrema gravedad en la IA de mayores de 65 años y en la ocupación de las UCI hospitalarias

Aspecto de la céntrica calle Mesones en estos días repleta de viandantes y compradores Aspecto de la céntrica calle Mesones en estos días repleta de viandantes y compradores

Aspecto de la céntrica calle Mesones en estos días repleta de viandantes y compradores / Jesús Jiménez (Photographerssports)

Granada quiere empezar a vislumbrar un futuro cercano más relajado en cuanto a las medidas que la oprimen desde hace prácticamente dos meses, que fue cuando la Junta decretó el primer confinamiento perimetral de la segunda ola del coronavirus. Los datos invitan al optimismo y la tasa de incidencia en la provincia está por debajo de lo que la propia OMS recomienda para activar el estado de emergencia. La Junta evaluará hoy qué medidas se relajan y cuáles no, como la movilidad entre municipios o la ampliación de horarios de cierre. Pero vistos los números y los criterios de alerta, en Granada todavía se está en un riesgo alto de infección por SARS-CoV-2. Todo dependerá, una vez más, de los datos, y pese a las buenas noticias en este sentido, la situación está lejos de ser buena. De ahí a que la Junta de Andalucía no quiera dar un paso en falso y sea cauta y conservadora a la hora de dar pasos adelante en esta nueva segunda desescalada.

Solo se han mejorado los datos de contagio, los más inmediatos y fáciles de medir, pero en todo lo demás se está lejos de poder bajar la guardia. Lo dicen los datos y los parámetros establecidos por el Ministerio de Sanidad, una especie de 'semáforo' que indica el nivel de riesgo de contagio por cada provincia según una serie de requerimientos. Y dentro de los cinco niveles dispuestos (nueva normalidad, riesgo bajo, medio, alto y muy alto o extremo), Granada está considerada aún dentro de las que tienen un riesgo alto. La Junta de Andalucía, que es quien finalmente adopta las decisiones, cuenta con otro 'semáforo' similar aunque no establece claramente los umbrales a partir de los cuales se toman decisiones, aunque toman de base los recomendados por Sanidad.

De esta forma, la provincia de Granada está aún lejos de que alguno de sus parámetros epidemiológicos sea considerado bajo. En general, para Sanidad, sigue en riesgo alto porque tan solo dos de los ocho apartados establecidos por el Ministerio coinciden con un criterio de riesgo medio. El resto están en niveles altos y extremos. Tan solo queda el interrogante de uno de ellos, el referido al porcentaje de casos con trazabilidad, de los cuales no hay información diaria detallada ni por la Junta ni por Sanidad. Es más, en muchos hay que hacer estimaciones por esta misma razón.

Así, la provincia de Granada tan solo presenta un riesgo medio en dos apartados. De un lado, la tasa de incidencia acumulada por cada 100.000 habitantes en la última semana, que se ha situado en 48,8 casos tras los datos actualizados de ayer. Se considera que una provincia o región está con este nivel de posible contagio la que presenta una tasa mayor de 25 y menor o igual que 75 casos. Si lo que se hace es mirar la tasa de incidencia ampliando el espectro a las dos últimas semanas, Granada pasa a estar en riesgo alto puesto que su IA es de 166 casos por cada 100.000 personas, y el criterio dicta que debe estar por debajo de 150 para considerarla en riesgo medio. Ojo, que la caída de las últimas semanas ha sido importante y viendo que la tasa a siete días está muy consolidada, puede bajar pronto.

El problema son el resto de factores que se tienen en cuenta. Solo es positivo el dato de incidencia acumulada en mayores de 65 años en los últimos siete días, con una tasa de 48 casos, casi en el límite del riesgo alto (va de 25 casos hasta los 50). El problema está en esta misma tasa con un horizonte temporal ampliados a dos semanas, donde el riesgo es extremo con 157,3 casos ya que el límite está en 150.

Por último está el dato de positividad de los test realizados en la última semana. La Consejería de Salud no ofrece esos datos a diario, solo cuando tiene que anunciar medidas importantes como sucedió hace dos domingos cuando Juanma Moreno permitió la reapertura de la actividad no esencial en toda la provincia. A este parámetro es difícil de acceder pero Granada Hoy cuenta con una estimación realizada a partir de las pruebas diagnósticas que se realizan en el Hospital San Cecilio de Granada.

El último dato, tomado entre los días 29 de noviembre y 8 de diciembre (que abarca diez días en plena caída de casos diagnosticados en la provincia) hablaba de 888 positivos de un total de 6.732 pruebas realizadas, lo que da una positividad del 13,2%. Tomando este dato como referencia, Granada sería considerada para el Ministerio una provincia de riesgo alto al presentar un porcentaje mayor de 10 y menor o igual que el 15%.

Todo estos criterios pertenecen a lo que Sanidad llama Bloque I del documento de Actuaciones de respuesta coordinada para el control de la transmisión de Covid-19. El II es menos extenso y solo tiene dos parámetros referidos a hospitalización. Y estos son la madre del cordero, los que por su nivel de gravedad pueden echar para atrás medidas menos agresivas en una provincia. Granada presenta un nivel de riesgo alto y extremo, aunque dependiendo de las cifras que se tomen como referencia: si las que había en una situación pre-pandémica o con la capacidad adquirida conforme se han aplicado los planes de contingencia. Andalucía aplicó dos, uno con previsión de 3.000 ingresos y otro para 4.500 que contemplaba un determinado número de camas en cada provincia. En ambos, para Granada, la cifra sigue situándola en un nivel grave de hospitalización.

Así, en el plan más conservador, la capacidad en Granada es de 1.526 camas ordinarias y 169 UCI. Si en la actualidad hay 239 ingresados 'normales' y 84 graves, el porcentaje de ocupación con respecto a la capacidad total es del 15,6 y el 49,7% respectivamente, lo que hace que el riesgo sea alto y extremo en los dos casos. En el plan más ambicioso y urgente, los porcentajes no se moverían de esos parámetros tampoco. Para que estuvieran en un nivel medio deberían estar igual o por debajo del 10 y el 15%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios