Custodia de los menores

El hijo mayor de Juana Rivas declarará ante la justicia italiana

  • El menor, de 12 años, podrá contar cómo es la relación que los dos niños mantienen con sus progenitores

  • Francesco Arcuri tiene la custodia provisional de los niños desde agosto de 2017

Los abogados de Juana Rivas pidieron que su hijo mayor pudiera declarar Los abogados de Juana Rivas pidieron que su hijo mayor pudiera declarar

Los abogados de Juana Rivas pidieron que su hijo mayor pudiera declarar / Efe

Comentarios 2

La batalla judicial entre Juana Rivas y Francesco Arcuri sigue dando entregas. Ahora le toca el protagonismo al hijo mayor de ambos que será escuchado este martes por el tribunal italiano de Cagliari (Cerdeña) por el proceso civil que juzga la custodia de los menores.

El juez que lleva el proceso en Italia ha decidido tomar declaración al mayor de los dos hijos, que tiene 12 años, después de que el pasado día 27 de septiembre los letrados de Juana Rivas pidieran que el menor pudiera ser escuchado ante el tribunal, algo que se producirá este martes a partir de las 16:30 horas, según la información de la agencia Efe.

La solicitud de los abogados italianos de Rivas tuvo lugar en la última vista de este proceso civil que comenzó en noviembre de 2017 en el tribunal de Cagliari y que debe decidir a quién de los dos padres le corresponde la custodia de los menores. Actualmente, Francesco Arcuri tiene la custodia provisional.

El objetivo de esta toma de declaraciones es que mayor de los dos hijos de Rivas y Arcuri pueda contar a los jueces cómo es la relación que mantienen ambos con sus progenitores.

Todo, después de que el pasado 21 de octubre la madre de Maracena entregó a los niños a Arcuri tras días antes haber presentado una denuncia contra su expareja por supuestos malos tratos al pequeño de 4 años.

Rivas había recogido a sus hijos dos días antes, después de que hubieran estado con el padre, y vio que su hijo menor se quejaba de dolor en la parte baja de la espalda, donde presentaba un hematoma.

La madre de Maracena decidió quedarse con ellos y no entregárselos al padre hasta días después, el 25 de octubre, cuando devolvió a los menores a su padre para que pudieran regresar al municipio italiano de Carloforte, en la isla de San Pietro, al sur de Cerdeña, donde residen habitualmente.

Tras esta nueva 'fuga' de Juana Rivas, el italiano Francesco Arcuri presentó otra denuncia contra la maracenera por supuesta retención de los menores y solicitó la suspensión de la patria potestad de Juana Rivas y, en su caso, un régimen de visitas en un punto de encuentro y visadas.

Arcuri, condenado en España en 2009 por malos tratos y denunciado de nuevo en 2016, tiene la custodia provisional de los niños desde agosto de 2017, cuando Rivas acató la orden judicial en España que la obligaba a entregar a los menores a su padre, tras permanecer casi un mes en paradero desconocido, hechos estos últimos por los que fue condenada a cinco años de prisión, un fallo que ha recurrido ante la Audiencia de Granada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios