Municipal

IU critica que el Ayuntamiento baje la deuda con los bancos a costa de no pagar a proveedores

  • Francisco Puentedura detalla que hay 3,6 millones en facturas de Rober "en un cajón"

El concejal de IU en el Ayuntamiento, Francisco Puentedura El concejal de IU en el Ayuntamiento, Francisco Puentedura

El concejal de IU en el Ayuntamiento, Francisco Puentedura

El concejal de IU en el Ayuntamiento de Granada, Francisco Puentedura, ha criticado hoy la gestión económica del equipo de Gobierno tras conocerse los datos de la liquidación del presupuesto de 2018. Según Puentedura, el alcalde y su concejal de Economía están "maquillando" la realidad contable del Ayuntamiento. Para argumentar esta afirmación aporta dos datos: los -49 millones de euros de remantente de Tesorería y los 140 de dudoso cobro, lo que evidencia, a su entender, "que la recaudación en la ciudad es un desastre y se comprometen gastos sin ingresos".

Para IU, el remanente de Tesorería en 49 millones de euros negativos es un muy mal dato ya que significa que "si el Ayuntamiento cobra todo lo que le deben y paga todo lo que deben, aún así faltan 49 millones de euros, 9 más que en 2017". Este remanente tendría que tener su propio plan de ajuste en el próximo presupuesto municipal para ajustar 10 millones por año en el próximo lustro.

Además, critica que se hable de capacidad financiera por más de 22 millones de euros ya quee aunque la deuda a largo plazo baje, la de corto plazo aumenta 3 millones.

La deuda comercial se ha incrementado de 80 a 97 millones de euros, 17 más. "Y eso significa que el Ayuntamiento paga a los bancos y reduce la deuda viva pero a costa de no pagar a proveedores", ha remarcado Puentedura, que resalta que con este hecho las pymess proveedoras del Ayuntamiento ponen en riesgo su actividad diaria mientras que la ciudad les genera "ruina y emprobrecimiento".

Puentedura ha destacado otro dato de las cuentas y son las operaciones pendientes de aplicar a presupuesto, "las facturas en el cajón". Son facturas que se presentan por encima del presupuesto y no se pueden pagar. "Se ha pasado de 10,7 a 14,4 millones, 3 más. ¿Y de dónde son esas facturas? De Rober", detalla. Según el concejal, la reordenación de las líneas de autobuses del PSOE han generado 3,6 millones de euros en facturas de 2018 sin pagar porque no se pueden presupuestar, habría que modificar las cuentas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios