Maltrato animal Investigada una mujer por dejar morir a su perro de inanición

  • La Guardia Civil tardó varios días en acceder al inmueble, que pertenecía a una entidad bancaria y había sido ocupado

Investigada una mujer por dejar morir a su perro de inanición Investigada una mujer por dejar morir a su perro de inanición

Investigada una mujer por dejar morir a su perro de inanición / Guardia Civil (Vegas del Genil)

La Guardia Civil ha puesto a disposición judicial en calidad de investigada a una mujer de 37 años de edad, con antecedentes delictivos, como presunta autora de un delito de abandono animal en el municipio de Vegas del Genil. La propietaria dejó a su perro en el interior de una vivienda sin alimento ni agua, lo que le ocasionó la muerte por inanición.

La investigación comenzó el pasado día 14 de mayo, cuando desde el Ayuntamiento de Vegas del Genil se pusieron en contacto con la asociación Fegrapa y estos a su vez informaron al Seprona de la Guardia Civil de Granada.

“Los vecinos del inmueble llamaron al Ayuntamiento para alertar que veían el cuerpo de lo que parecía ser un perro flotando en la piscina de la casa. Nosotros avisamos al Seprona pero tuvimos que esperar varios días para que pudieran acceder a la vivienda y levantar el cadáver porque se tardó en localizar el propietario de la casa, una entidad bancaria”, relata a este periódico un representante de Fegrapa,  quien cuenta que al parecer la casa había sido ilegalmente ocupada por la investigada.

Cuando los agentes de la Guardia Civil lograron acceder a la vivienda acompañados por algunos miembros de Fegrapa descubrieron el cadáver en avanzado estado de descomposición del perro flotando en el interior de la piscina de la vivienda unifamiliar deshabitada.

La patrulla del Seprona de la Guardia Civil de Sierra Nevada se hizo cargo de la investigación. Sus averiguaciones dieron como resultado que la última moradora de la casa, tras mudarse, había abandonado intencionadamente en el interior a una de sus mascotas, un perro joven de raza pastor malinois.

La portavoz del Seprona, María José Suárez, destaca la labor llevada a cabo por sus compañeros en la investigación para localizar a la propietaria del perro, que carecía de microchip.

Por su parte, el representante refiere que los vecinos poseían el móvil de la mujer porque habían tenido que acudir varias veces en auxilio de otros perros de la propietaria del can fallecido. “Varias veces tuvieron que ir corriendo a rescatar a otros perros que tenía atados y saltaron la reja, por lo que quedaban colgando con el riesgo resultar ahorcados”, comenta sobre la investigada, a la que los vecinos habían denunciado en varias ocasiones al Consistorio.

La Guardia Civil señala en un comunicado que el animal no tuvo oportunidad de sobrevivir, ya que su dueña lo dejó sin comida ni agua. El informe veterinario concluye que el can murió de inanición.

El artículo 337 bis del Código Penal dispone que “el que abandone a un animal de los mencionados en el apartado 1 del artículo anterior en condiciones en que pueda peligrar su vida o integridad será castigado con una pena de multa de uno a seis meses. Asimismo, el juez podrá imponer la pena de inhabilitación especial de tres meses a un año para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y para la tenencia de animales”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios