Granada

Manual de buenas prácticas para un turismo sostenible en el Albaicín y el Sacromonte

  • El Ayuntamiento avanza en la redacción de una guía para turistas y visitantes

  • El objetivo es mejorar la calidad de la visita y que ésta no afecte a los vecinos de los barrios

Las medidas están planteadas para guias y turistas. Las medidas están planteadas para guias y turistas.

Las medidas están planteadas para guias y turistas. / Carlos Gil

La presencia masiva de turistas en barrios como el Albaicín o el Sacromonte afecta a la vida diaria de los vecinos. Personas que se encuentran a grupos multitidinarios a las puertas de casa o que, en ocasiones, han tenido que soportar las explicaciones de la historia de la ciudad a cargo de una persona vociferando con un megáfono. Ante esta situación, Granada está desarrollando un manual de buenas prácticas para los guías de turismo e interpretes de patrimonio con recomendaciones y consejos dirigidos a garantizar una visita responsable y sostenible por parte de los visitantes al Albaicín, al Sacromonte y al resto de la ciudad.  

El borrador actual ha sido elaborado y participado tanto por profesionales del sector como por residentes de los históricos barrios granadinos, dentro del Foro sobre Turismo Sostenible abierto por el Ayuntamiento de Granada y la Universidad a través de Medialab UGR, con el fin de preservar tanto los derechos de los visitantes como de los ciudadanos.

Así lo ha manifestado hoy la concejala de Turismo y Comercio en el Ayuntamiento de Granada, Raquel Ruz, durante la presentación de la iniciativa con la que, según ha destacado, "Granada quiere velar tanto por la calidad de los servicios que recibe el visitante, como de sus obligaciones para garantizar la convivencia y no perturbar la vida diaria en la ciudad".

En este sentido, Ruz recuerda que la guía incorporará recomendaciones dirigidas tanto para los guías de turismo e intérpretes de patrimonio como al visitante, a los que "se recuerda que están en una ciudad que es Patrimonio de la Humanidad  y que además es una ciudad viva, donde tienen que convivir en armonía con vecinos".

El documento, que se encuentra en una fase inicial y está abierto a "nuevas aportaciones", recoge desde aspectos referentes a la acreditación requerida para desarrollar la actividad de guía, a la normativa municipal referente a la lucha contra el ruido, con el uso obligatorio de audífonos y la prohibición de utilizar altavoces, hasta la recomendación de organizar grupos reducidos.

La recogida de los residuos por parte de los visitantes, el uso del comercio local y de cercanía frente a las grandes superficies; la participación de los guías de turismo en la Junta Municipal de Distrito Albaicín, "con el objetivo de que se asuma como espacio vecinal y no sólo como producto" o el fomento de nuevas rutas turísticas por el barrio alternativas a las ya consolidadas son algunas de las recomendaciones actualmente incluidas.

En la actualidad, según datos municipales, Granada cuenta con tres asociaciones de guías turísticos con más de 250 profesionales acreditados por la Unión Europea.

 

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios