Granada

Metro de Granada instala engrasadores automáticos en las curvas para evitar los ruidos y chirridos

  • Minimizará el efecto acústico del paso del tren entre la calle Aristóteles y Fernando de los Ríos, en Armilla

Metro de Granada instala engrasadores automáticos en las curvas para evitar los ruidos y chirridos Metro de Granada instala engrasadores automáticos en las curvas para evitar los ruidos y chirridos

Metro de Granada instala engrasadores automáticos en las curvas para evitar los ruidos y chirridos

El Metro de Granada, que gestiona la Agencia de Obra Pública de la Junta de Andalucía, ha instalado una serie de lubricadores automáticos en la curva del cruce de la avenida Fernando de los Ríos con la calle Aristóteles, en Armilla, con el objetivo de minimizar el efecto acústico del paso del Metro en esta curva, originado por el contacto de los bogies (ruedas) con el carril de la vía.

La consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Marifrán Carazo, se ha comprometido, durante esta legislatura, a ir mejorando el servicio de metro “atendiendo a las necesidades de movilidad en el área metropolitana de Granada y velando por la más óptima calidad y seguridad”, de ahí que se haya desarrollado esta intervención que se enmarca en el contrato de mantenimiento de la obra civil de esta infraestructura.

Hasta ahora, el engrase de los carriles de la vía se hacía de forma manual, dos veces al día, pero se ha considerado que aún había margen de mejora en cuanto a los resultados. Con la instalación de estos engrasadores se pretende aminorar el efecto acústico que produce el paso del metro, especialmente, en algunas curvas de radio cerrado, con el consiguiente desgaste de los carriles en una zona especialmente sensible para los ciudadanos, como la calle Aristóteles, donde sólo circula el metro y los peatones, pero sin tráfico rodado.

Aunque el Metro de Granada cumple con los niveles legales en cuanto al impacto acústico en todo el trazado, la Agencia de Obra Pública y el operador del metro, Avanza, han estado probando la dosificación necesaria de engrasamiento para aminorar el efecto acústico del paso de los trenes, especialmente en curvas de esta geometría. La solución técnica adoptada ha consistido en hacer una serie de perforaciones a lo largo de la línea de contacto de las ruedas con el carril de la vía, que van proporcionando el engrase adecuado durante todo el recorrido de la curva.

Esta solución es idónea para zonas como la de la curva de Fernando de los Ríos, por donde pasan continuamente otros vehículos y peatones, ya que el aporte de la dosis de lubricante se hace justo antes del paso del tren.

En este sentido, los temas medioambientales constituyen una prioridad dentro de esta línea estratégica. Otras mejoras introducidas en este periodo tienen que ver con la adecuación de la oferta a la demanda real de viajeros, con la ampliación de los horarios comerciales en los servicios especiales o la adecuación del horario del metro al servicio de trenes del AVE durante los fines de semana; así como con la salud, como la obtención del certificado Covid-19 que expide Aenor y la certificación de zona cardioasegurada, gracias a la instalación de desfibriladores en todas las paradas y estaciones del metro.

Por otra parte, en cuanto a las mejoras en seguridad vial, la Consejería de Fomento está llevando a cabo una actuación de mejora de la visibilidad y señalización de las glorietas ubicadas a lo largo de la línea de intersección con el viario de la ciudad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios