GRANADA HOY En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Costa Tropical

Motril exporta más de 8.600 kilos de quisquilla en el primer semestre

  • El siguiente puerto donde más se han vendido es Almería con 6.355 kilos

  • En 2018, el 39% se comercializó en la capital de la Costa Tropical, siete puntos más que en la dársena vecina

En la era digital y de la tecnología en la que nos encontramos la Quisquilla de Motril quiere hacer bueno el refrán de “más vale una imagen que mil palabras” y a partir de ahora no sólo se podrá saborear en los mejores restaurantes o adquirir en los mercados, sino que se podrá comprobar el esfuerzo que se realiza en la captura o selección de este producto. Y todo gracias a la iniciativa puesta en marcha por una empresa motrileña que en la actualidad suministra pescado a los mejores restaurantes de España.

Actualmente, la Quisquilla de Motril es uno de los productos más demandados en los mejores restaurantes de ámbito nacional e internacional y degustarla es uno de los lujos más preciados que da la vida. Por ello desde la Costa granadina se quiere que estos establecimientos las puedan ofertar con la garantía de un producto único.

La empresa pretende entrar en los mercados gastronómicos más exigentes del mundo

Sólo hasta junio de este año se han vendido algo más de 8.600 kilos de Quisquilla de Motril, mientras que el siguiente puerto donde más registros hay es Almería con 6.355 kilos. Además, en 2018, el 39% de la quisquilla se comercializó en el Puerto de Motril, un 32% en Almería y un 15% en Garrucha. El precio medio de los productos que se comercializan en la Lonja de Motril es más alto debido a que los mercados piden el apellido Motril en el pescado y el marisco.

La pretensión es poder competir en las plazas más exigentes, en los que cada vez se pide más. Por ello la intención es que con pasos firmes y seguros se pueda convertir en uno de los manjares estrella y diferenciadores de cualquier restaurante o establecimiento del mundo que se precie en ofrecer calidad.

La empresa Leivamar ha dado un paso más para garantizar la calidad de este producto al ofrecer “algo nuevo y genuino” para este marisco que se da exclusivamente en una zona determinada del mar de Alborán y que tiene una textura y sabor por el que se diferencia del resto de los mariscos. Desde hace poco tiempo ofrecen lo que han denominado la TrazaVisibilidad de la Quisquilla de Motril, con lo que se tendrá la oportunidad de mostrar el círculo de este marisco, al dar visibilidad a la trazabilidad que ha tenido el producto desde su inicio.

El objetivo es que a través de imágenes de vídeo incorporadas a unos códigos QR el usuario pueda conocer toda la información de la quisquilla motrileña, desde el momento que son echadas en el barco las redes para la captura, pasando por la recogida y selección en alta mar del marisco, hasta que llegan a la lonja .Información que es incorporada a la que habitualmente se facilita en las etiquetas de la trazabilidad de cualquier producto, registrando una información que permite conocer la trayectoria seguida a lo largo de la cadena de suministro hasta el final: el consumidor.

El código QR muestra un vídeo de la historia de la quisquilla que el cliente va a consumir

Según reseña Rocío Medel, gerente de la empresa Leivamar, con la TrazaVisibilidad se ha querido poner en marcha “algo diferenciador y único ” con lo que se pretende poder ofrecer “una mayor confianza al consumidor final” al comprobar “en cualquier parte del mundo, el proceso de captura, en el mar de Alborán, de las quisquillas que tenemos en nuestras manos”. De igual forma se ofrece la certeza de que lo que se consume es un “producto fresco y prácticamente del día”. Medel apunta que quieren “facilitar toda la información necesaria para que el cliente final tenga más garantías y confianza en el producto que consume”.

La iniciativa ya ha sido ofrecida y bien acogida por los restaurantes a los que esta empresa da servicio, en algunos casos con la denominación de Estrella Michelin en distintas partes de Europa, y a los que se les está dando la posibilidad de tener un elemento diferenciador para ofrecer a sus comensales que no podrán ver en otros establecimientos de características similares.

“Nosotros les facilitamos una información videográfica, a través de unas tarjetas especialmente diseñadas para ellos, que tienen unos códigos QR, con una caducidad máxima para ser visionadas de una semana”, apunta Rocío Medel.

Tarjetas identificativas que son entregadas a los clientes en el momento de enviarles el marisco, para que ellos a su vez se lo faciliten a sus comensales para que puedan ver todo el proceso desde el inicio del producto que van a consumir. Un visionado que se realiza con cierta facilidad al utilizar aplicaciones que ya se encuentran instaladas en la mayoría de los móviles o tabletas.

La empresa Leivamar distribuye a restaurantes de toda Europa y con Estrella Michelin

Pero para llegar a este producto final, indica Medel, se ha precisado de los mecanismos adecuados y necesarios para que se garantice de primera mano la grabación adecuada del proceso seguido por los pescadores en alta mar. Una grabación que es enviada de forma inmediata desde el mismo barco a la empresa encargada de la “pequeña elaboración del video” que tendrá una duración máxima de algo más de un minuto.

Una vez que el barco llega a la Lonja de Motril con el producto, se incorpora la grabación a través de los QR y junto a un código de barras propio de la trazabilidad de las quisquillas.

Si existe un producto autóctono y característico de la Costa Tropical granadina esa es la Quisquilla de Motril, que se pesca en una zona muy específica del Mar de Alborán y que está considerada como única en el mundo. Un producto que se puede consumir sólo o como complemento de otros platos. La Quisquilla de Motril es una pequeña pieza de marisco que tiene mucha similitud a la gamba o al camarón, aunque este crustáceo tiene un tamaño más pequeño que la gamba, con tonos rosados que además goza de un sabor característico, exquisito, genuino y único que la convierte en algo muy apetecible en cualquier comida.

Javier Domínguez Rubiño es uno de los impulsores y de los mayores defensores de la Quisquilla de Motril, por lo que ha promovido diferentes iniciativas que están consiguiendo que se convierta en un producto estrella conocido en prácticamente todo el mundo y apetecible para todos.

Por ello, tal vez sea una de las personas a las que más ilusión le hace el proyecto de TrazaCisibilidad, que ha sido impulsado por la Escuela Andaluza de Alta Informática, y con el que se pretende hacer visible la trazabilidad de este crustáceo.

Domínguez, que además ostenta el cargo de gerente de esta Escuela Andaluza de Alta Informática, apunta que se “siente feliz” pero que cualquier producto ha podido ser el referente para el proyecto. Se puso en marcha con la Quisquilla de Motril, tras el interés mostrado por la empresa Leivamar, aunque de forma simultánea se está estudiando y preparando para realizar en el sector alimentario y agrario.

Domínguez reseña que es un proyecto que se ha puesto en marcha recientemente pero en el que se lleva trabajando varios años, con el que se pretende hacer un producto diferenciador, en el que se da una posibilidad más al consumidor final para que tenga las máximas garantías del producto que consume.

Dice que es un concepto hasta ahora “inexistente” pero que se irá aplicando en un futuro no muy lejano a otros muchos productos más, sobre todo del sector primario, y en especial de la pesca.

Y en el que se facilita además de la información total del origen del producto de quién, cuándo, donde ha estado antes de llegar al consumidor. Y ahora se le ofrece la posibilidad de ver en vídeo cómo se ha obtenido el producto en cuestión, en este caso la Quisquilla de Motril.

Y recuerda que Leivamar en la pesca se ha convertido en pionera al ser la primera empresa del mundo que realiza este seguimiento desde el origen.Javier Domíguez reitera que otra de las iniciativas puesta en marcha por él es ‘La Quisquillá’ en la que se podrá también ver de una forma diferente este producto en su parte final, y que se desarrollará en septiembre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios