Granada

El PP 'indulta' a sus concejales del caso Serrallo porque están en la oposición

  • Cuenca lamenta que Granada fuera gobernada durante trece años por "un PP que tiene la corrupción en su ADN"

Comentarios 2

La apertura de juicio oral a los 17 encausados del caso Serrallo-seis de ellos concejales del PP en el Ayuntamiento- dejó ayer un nuevo reguero de reacciones en todos los sentidos. Una de las más resonantes fue la del PP andaluz, que afeó al líder regional de Ciudadanos, Juan Marín, que le intente dar "lecciones" al pedir la expulsión de los ediles cuando "ha hecho un pacto en Granada con un alcalde que está imputado". La portavoz parlamentaria del PP-A, Carmen Crespo, trató así de despejar la oleada de críticas y las peticiones de dimisión escudándose en que "esperarán" hasta conocer la decisión de la Audiencia a los recursos que se han presentado, e incidió en la idea de que el propio Ayuntamiento "no se ha presentado como acusación a los concejales". Asimismo, la portavoz del grupo del PP en el Ayuntamiento de Granada, Rocío Díaz, distinguió entre concejales en el Gobierno y ediles en la oposición a la hora de exigir dimisiones.

El líder andaluz de Cs, Juan Marín, exigió a Juanma Moreno, que cumpla con su palabra y expulse a todos los miembros de su partido encausados en el caso Serrallo. Marín señaló que el PP lleva varios "malos" días entre la detención de Zaplana o la imputación del secretario de Estado de Hacienda, José Enrique Fernández de Moya, a lo que ha sumado la decisión judicial del caso Serrallo. "Espero que Moreno Bonilla cumpla con su palabra y que nadie tenga que pedir dimisiones de nadie. Dijo hace un año que si se abría juicio oral todos estos señores y señoras serían expulsados del PP. Creo que no hay que pedir nada porque estoy seguro que Moreno va a cumplir su palabra", manifestó. Además, el portavoz del PSOE-A en el Parlamento andaluz, Mario Jiménez, también exigió a Morena que Moreno, "cumpla con su palabra" y expulse a los ediles.

Acusaciones de las que el PP se defendió aludiendo a la inocencia de los concejales procesados y apuntando que no se pronunciará "hasta que no se resuelva el procedimiento judicial al completo".

Por su parte, el alcalde socialista Francisco Cuenca lamentó que Granada haya estado gobernada durante trece años por "un PP que prácticamente en todo su ADN tiene la corrupción", lo que ha ido "perjudicando" a la capital que ahora, según opinó, "empieza a remontar" y "a trabajar desde la transparencia". Cuenca se pronunció de este modo después de que el Juzgado de Instrucción 2 de Granada haya decretado la apertura de juicio oral contra el exalcalde de Granada José Torres Hurtado y nueve de sus ediles -seis de ellos aún están en activo-, y contra otros altos cargos municipales en el caso Serrallo. El regidor señaló que la permanencia o no de estos concejales en el grupo municipal del PP corresponde decidirlo a su partido y que él no está centrado en este asunto, sino en "sacar adelante" la ciudad y en "desbloquear" los proyectos pendientes tras la gestión del PP, para lo que hizo un llamamiento a todas las formaciones políticas a sumarse.

Cuenca se refirió especialmente a Cs y a las "formaciones que se han situado en una posición de pinza contra el equipo de gobierno" para que "dejen de tirar fuegos a todo el mundo, porque no todos somos iguales". Instó además al PP a que "se mire internamente", "reflexione" y "arregle sus cosas" en vez de estar "enturbiando la vida política" con el "y tú más" mientras ellos han propiciado una situación de posible corrupción que "está dentro del ADN del PP".

Por otra parte, el portavoz de IU Francisco Puentedura acusó al presidente provincial del PP, Sebastián Pérez, de "no dar la cara" y delegar en Rocío Díaz la respuesta de su partido al caso Serrallo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios