De "daño irreparable para Granada" ha calificado hoy el PSOE la situación que vive la capital con el bipartito Cs-PP, tras conocerse la nueva amenaza de los populares a su socio de gobierno, de romper el pacto si no reconoce la formación naranja que los populares tendrán la Alcaldía en 2021 como pactaron para la investidura.
El concejal del PSOE, Eduardo Castillo, ha asegurado que las dos formaciones "se han unido para gobernar, pero lejos de hacerlo se miran con recelo provocando una situación que está afectando notablemente a la gestión diaria de la ciudad”. Por tanto, instan a PP y a CS a "madurar, dejar de dar espectáculos y gobernar después de dos meses de brazos cruzados".
Y les dan dos opciones: "O se dejan de amenazas y se ponen a trabajar, o se tienen que echar a un lado y dejar a un equipo que pueda gobernar y trabajar por la ciudad".
Castillo ha aseverado que es "lamentable" que Pérez no haya aparecido en dos meses ni haya ejercido y siga en su pugna por ser alcalde, por lo que le ha instado a que "deje de farolear y ejerza como concejal de Presidencia, que es lo que le ha tocado en el reparto de cromos". 
El concejal ha recordado que hace "poco más de tres años Granada fue noticia porque detuvieron al alcalde del Partido Popular apoyado por Ciudadanos y hoy nos encontramos con otros esperpentos de consecuencias similares para la estabilidad de la ciudad", recordando que de los dos grupos que dieron su apoyo a Cs, Vox ya se lo retiró y ahora el PP lo deja en el aire con la amenaza de ruptura de pacto. 
"La situación del gobierno bifachito  es insostenible. Esto es surrealista. Granada no se merece este gobierno y no se merece a este alcalde. Por supuesto, tampoco se merece a Sebastián Pérez, cómplice necesario y coautor de esta situación".
Preguntado sobre una posible moción de censura, que planeó antes del pleno de organización, Castillo ha dicho que la situación tiene dos opciones: "O se dejan de amenazas y se ponen a trabajar, o se tienen que echar a un lado y dejar a un equipo que pueda gobernar y trabajar por la ciudad". Con todo, reconoció que para una moción de censura se necesitan unos apoyos que "hoy en día no se da la situación", por lo que ha exigido al gobierno que se "ponga a trabajar".