Municipal

El inicio del curso político reabre la crisis en el gobierno PP-Cs

  • Sebastián Pérez hace saltar la imagen de unidad de estos dos meses e insiste en la alternancia en la Alcaldía amenazando con romper el pacto y pasar a la oposición

Salvador y Pérez, en el pleno de organización Salvador y Pérez, en el pleno de organización

Salvador y Pérez, en el pleno de organización / Álex Cámara

Ni la tregua del verano ha tenido de calma el gobierno bipartito del Ayuntamiento de Granada. La crisis ha surgido de nuevo, y otra vez desde dentro. Si el gobierno local y la alcaldía de Luis Salvador comenzó con incertidumbre y sobre todo dudas sobre la duración del mandato y la alternancia de dos años entre Cs y PP, por las versiones contradictorias dadas por ambos sobre el pacto alcanzado la misma mañana de la investidura, ahora, desde el PP de Granada reabren la crisis entre los socios.

En su última comparecencia el 27 de junio en el Ayuntamiento para presentar el nuevo equipo de gobierno bipartito, el popular Sebastián Pérez dijo que no iba a “empañar un gobierno sólido, fuerte y serio y un gobierno para 4 años" tras días de tiras y aflojas y su enrocamiento en la alternancia en la Alcaldía. Ayer, apenas dos meses después, el primer teniente de alcalde y aspirante a vicealcalde si se modifica el ROM, hizo saltar esa unión mostrada públicamente volviendo a exigir a Cs en el acto de inicio del curso político que reconozca el pacto para alternarse en la Alcaldía dentro de dos años. Y asegurando que o cumplen y dan la Alcaldía al PP en 2021 o el partido romperá el pacto y se irán a la oposición.

Una situación sin precedentes en la política municipal que hace que continúen las dudas sobre la estabilidad del gobierno local y lo que realmente se negoció entre los partidos en reuniones en despachos y hoteles, entre Madrid y Granada. Por su parte, el alcalde, Luis Salvador, siempre se ha mostrado convencido de lo que habló con Pérez y de lo que los partidos a nivel nacional sellaron en la comisión de pactos, garantizando el gobierno para Cs durante 4 años. De hecho, se ha mostrado "tranquilo" en todas sus alusiones al tema en este tiempo y convencido de los términos del acuerdo. Hoy, tras las palabras de Pérez, desde la Alcaldía no quieren entrar en el tema y emplazan al lunes a la vuelta de Salvador de las vacaciones veraniegas.

Los que sí se han posicionado hoy han sido los otros socios de investidura, aunque no de gobierno. El concejal y portavoz de Vox en el Ayuntamiento, Onofre Miralles, se ha referido a la amenaza del PP desde la red social Twitter, como es habitual en la formación, asegurando: "Empiezo a sentir bochorno y estupor. Vergüenza ajena. Para unos empieza el curso político... otros no lo habíamos terminado. Granada merece algo más serio que esto".

Por su parte, desde el PSOE han sido contundentes: "O se ponen a trabajar y a gobernar la ciudad o tendrán que echarse a un lado". El concejal Eduardo Castillo ha calificado de "incomprensible" el hecho de que "un alcalde elegido hace dos meses por tres grupos ya haya perdido el apoyo de uno y el otro amenace con retirárselo". Castillo se refirió también a Sebastián Pérez, "coautor de este gobierno que lleva dos meses sin aparecer y sin ejercer y que ahora aparece para amenazar al alcalde, es surrealista". "Granada no se merece este gobierno y la ciudad está en una situación insostenible, así que hay dos opciones, o se dejan de amenazas y se ponen a trabajar o se tienen que echar a un lado".

Desde Podemos-IU-Adelante, lamentan la situación y aseguran que trabajarán para un gobierno de izquierdas alternativo a la alianza de la parálisis de Cs, PP y Vox. Para el concejal Paco Puentedura, la nueva crisis ha evidenciado la "interinidad" de Salvador.

Sobre la posible moción de censura, que Vox propuso y el PSOE también dejó abierta, ahora los socialistas la ven más lejos ya que Castillo reconoce que necesitarían unos apoyos que hoy en día no se da la situación para tenerlos, por lo que pide al gobierno local que se "ponga a trabajar".

La diferencia en los criterios del pacto entre el PP y Cs se ha hecho pública desde cinco minutos después de sellarlo en un 'pacto entre caballeros' apoyado por unos y desmentido por otros. La misma mañana del 15 de junio, antes de la sesión de investidura, concejales del PP exigían un documento firmado para dar su apoyo a Cs y donde quedara negro sobre blanco la alternancia en la alcaldía 2+2 años que defendía el partido a nivel local. Mientras, el partido de Salvador llegaba con la seguridad a la espalda de un pacto nacional y asegurando que era el único partido capaz de aglutinar los votos necesarios para quitar el bastón de mando al PSOE, la fuerza más votada.

Finalmente, tras intensas semanas de negociaciones a nivel nacional, con discrepancias en el partido a nivel local, la Alcaldía se la llevó Cs. Logró también el apoyo de Vox, el tercer socio de investidura -y que finalmente pasó a la oposición quedando fuera del gobierno- que también ha refrendado la versión de los populares de que la noche antes de la investidura la Alcaldía era para Sebastián Pérez y que la mañana siguiente se pactó el 2+2.

Con tanta diferencia de criterios, y preguntado continuamente por la duración de la Alcaldía, ya en Corpus el alcalde se mostró tranquilo con lo pactado y aseguró que tenía el apoyo del PP nacional, donde el comité formado, entre otros, por Fran Hervías y Teodoro García Egea, negociaron las alcaldías 'del cambio' en todo el país, especialmente en Granada por su dificultad.

La paz llegó tras el acuerdo en el que se formó el equipo de Gobierno. El propio Sebastián Pérez y Luis Salvador comparecieron para hacer pública la estructura de concejales y el reparto de áreas y en esa comparecencia, en el propio Ayuntamiento el 27 de junio, Pérez y Salvador pidieron pasar página aunque el presidente del PP matuvo que lo que había dicho ahí queda. Pero confirmaron que “será un gobierno para cuatro años”. El alcalde insistía en “no desviar la atención” de un proyecto para cuatro años y Pérez dijo que no iba a “empañar un gobierno sólido. "Desde hoy somos uno", añadió Pérez. El inicio del curso dirá lo que dura esa unidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios