Política

Paso atrás de Pablo García en el PP de Granada: ¿de presidente provincial a vicepresidente?

  • El alcalde de Alhendín, Francisco Rodríguez, asume este domingo la dirección provincial, con Jorge Saavedra como secretario general

  • Se plantea la posibilidad de que García mantenga un cargo orgánico como vicepresidente o presidente de honor en la provincia

Pablo García deja este domingo su cargo como presidente provincial del PP. Pablo García deja este domingo su cargo como presidente provincial del PP.

Pablo García deja este domingo su cargo como presidente provincial del PP. / Archivo

Después de la tormenta llega la calma, pero eso no se traduce en que el sol vuelva a brillar como si nada hubiera pasado. Al menos, no ocurre así en política, por lo que tampoco lo hará en la calle Andrés Segovia. En apenas unas horas, el PP de Granada tendrá el que será su tercer presidente provincial en menos de un año, un cargo que recalará en el actual alcalde de Alhendín, Francisco Rodríguez, a quien acompañará como mano derecha -o, al menos como secretario general- el director-gerente del Consorcio Metropolitano de Transportes de Granada, Jorge Saavedra. Todo ello después de que Génova decidiese intervenir y renovar al hasta ahora dirigente provincial y delegado de la Junta en Granada, Pablo García, a quien sí que habrían decidido mantener dentro del organigrama del partido como vicepresidente o presidente de honor. Un movimiento con el que restar hierro a una situación que ha generado polémica (y mucha) a todos los niveles del partido.

Cuando Sebastián Pérez, actual teniente alcalde y concejal en el Ayuntamiento de Granada, dimitió como presidente provincial del partido a principios de año, la confrontación entre las distintas líneas dentro del PP de Granada parecía que había llegado a su fin. Pablo García, "un hombre de consenso" dentro del partido, afín a la consejera de Fomento, Marifrán Carazo, asumía la dirección provincial al ser por entonces el secretario general de los populares. 

Las fricciones internas no cesaron y ocho meses después, Génova vuelve a dar un cambio de timón que se oficializará a partir de las doce del mediodía de este domingo. A esa hora arranca la reunión de carácter "extraordinario y urgente" de la junta directiva provincial y el comité ejecutivo que fue convocada hace unos días y cuyo punto principal será el traspaso de poderes de la presidencia. ¿Los motivos? La no cesión de Pablo García para designar a José Robles, actual senador y alcalde de Güéjar Sierra, además de amigo de Teodoro García Egea, como secretario general del partido, un nombramiento visto con buenos ojos por García Egea y pedido por Pablo Hispán, diputado por Granada y uno de los hombres fuertes en Madrid, tras haber sido jefe de campaña del propio Pablo Casado, que habría formado binomio con el de Güéjar Sierra.

García abogaba por crear su propio equipo, manteniendo entre sus apoyos a quien consideraba "más capacitado" para ejercer el liderazgo. Sin embargo, esto fue algo que en Génova se entendió como un rechazo y un posicionamiento a favor de la dirección regional del PP en una supuesta batalla de esta con Madrid, según aseguran fuentes internas del partido, y que habría propiciado que hace una semana, durante una reunión en Madrid, Pablo García recibiera la frase de "no queremos un presidente que esté en el equilibrio, queremos un presidente que esté alineado" por parte de Teodoro García Egea, que incluso llegó a poner sobre la mesa la posibilidad de imponer una gestora en caso de que no cediese la dirección provincial.

Tras varios meses recibiendo presiones, García se vio obligado hace unos días a convocar la reunión de este domingo para ceder el testigo a Francisco Rodríguez, que pertenece al núcleo de Robles, y cuyo nombre habría salido finalmente por consenso entre el partido a nivel andaluz y Génova, pese a que incluso se habían llegado a barajar entre la militancia y algunos cargos públicos el nombre de Vicente Azpitarte, actual delegado de la Junta en Madrid, como otro hombre de consenso para liderar el partido a nivel provincial.

Ahora, recae en el alcalde de Alhendín formar su equipo a nivel provincial, si bien, el cargo de secretario general ya está pactado. Jorge Saavedra, muy cercano a Marifrán Carazo y Pablo García, será quien ocupe este puesto, con el fin de aunar a lo que hasta ahora era gran parte de la militancia, tras el gran peso que habría adquirido este ala dentro del partido a nivel provincial.

Asimismo, y como alivio ante el malestar generado por esta situación entre las bases del PP granadino, Granada Hoy ha conocido que existe la propuesta de que Pablo García mantenga un cargo orgánico, tras habérsele ofrecido ser presidente de honor o vicepresidente, siento este último cargo la opción más factible. Si bien, para confirmarlo habrá que esperar a que Francisco Rodríguez haga público cuál será su equipo. Arranca así otra nueva etapa en el PP de Granada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios