Granada

Patinetes eléctricos: de La Chana a Recogidas en 10 minutos

  • Más de 200 personas utilizan ya ese medio de transporte para sus desplazamientos diarios

  • Una asociación pelea por sus reivindicaciones para circular con seguridad

Comentarios 1

Cada vez es más común verles por las calles. Se trata de personas de todas las edades que han decidido bajarse del coche o el autobús para subirse al patinete. Un medio de transporte eléctrico, sostenible y económico cuyo uso se está extendiendo cada vez más en la ciudad. Tanto es así que algunos usuarios han decidido constituirse en una nueva asociación para unir sus reivindicaciones en una ciudad que, actualmente, está reescribiendo la normativa que los regula.

Sergio Ruiz es el presidente de la Asociación por la Movilidad Personal y Ecológica de Granada (AMPE) que el pasado domingo participó en su primer acto público durante la celebración de la actividad Domingos sin coche en la calle Recogidas y bajo la organización del Ayuntamiento.

Una veintena de personas forman parte ya de este colectivo que el pasado viernes también estuvo presente en el Observatorio de la Movilidad para transmitir al Ayuntamiento sus propuestas. Según explica Ruiz, el colectivo nació tras la creación de un grupo de Telegram que aglutina ya a más de 200 personas, aunque Ruiz cree que el uso del patinete eléctrico en Granada está, incluso, más extendido y alcanza las 300.

Entre las ventajas que tiene este medio de transporte respecto al resto cabe resaltar que es ligero, se puede acceder con él a prácticamente todos los sitios (sin la incómoda  necesidad de aparcar como ocurre con las bicicletas). También es eléctrico y rápido (llega a alcanzar los 30 kilómetros por hora). La inversión inicial puede rondar los 350-400 euros dependiendo del modelo pero, si se utiliza a diario, las cuentas salen. “Yo tardo en ir desde la Avenida de la Encina en el barrio de La Chana hasta el Ayuntamiento una media de 10 minutos” detalla Ruiz. Además, según explica uno de los socios ha elaborado un estudio que fija en 5 céntimos el coste de la carga del patinete eléctrico que, con esta batería, recorre unos 30 kilómetros.

Sergio Ruiz junto a otros miembros de la asociación Sergio Ruiz junto a otros miembros de la asociación

Sergio Ruiz junto a otros miembros de la asociación / G. H.

Tanto para el presidente de esta nueva asociación como para el resto de usuarios, sin duda, se trata del medio de transporte del futuro: elimina coches y motocicletas de la vía pública y el usuario ahorra tiempo y dinero. Lo que todavía no tienen claro es por dónde desean transitar. El Ayuntamiento está ultimando la Ordenanza Municipal de Circulación de peatones, ciclistas, movilidad compartida y vehículos de movilidad urbana que determina que todos los patinetes eléctricos deben circular por la calzada lo que preocupa a quienes temen la circulación con los coches y motos. Un hecho que se podría solventar, a juicio de Ruiz, con la ampliación del número de calles pacificadas en las que los vehículos no pueden circular a más de 30 kilómetros por hora.

Sobre la obligación de entregar una documentación específica también recogida en la citada Ordenanza, el colectivo asegura que no será fácil pues no existe por el momento una "ITV" que controle las características técnicas de estos vehículos. Lo importante a juicio de Ruiz, es que se haga un buen uso. “Se debería limitar la velocidad a 30 kilómetros por hora. Yo, tardo apenas diez minutos en ir desde La Chana hasta Recogidas a menos de 30 kilómetros por hora”, detalla Ruiz que se ha grabado en vídeo para demostrarlo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios