Granada

Pozzo se llevó 6,8 millones de euros encubiertos del Granada CF

  • El club solo declaró 5,2 millones

  • La UDEF comprobó mediante pinchazos telefónicos que Juan Carlos Cordero y Pina pretendían replicar el sistema fraudulento en otros clubes

Gino Pozzo, Juan Carlos Cordero y Quique Pina durante un partido del Granada CF. Gino Pozzo, Juan Carlos Cordero y Quique Pina durante un partido del Granada CF.

Gino Pozzo, Juan Carlos Cordero y Quique Pina durante un partido del Granada CF. / g. h.

Comentarios 1

El que fue principal accionista del Granada CF, Gino Pozzo, -socio de Quique Pina- articuló un sistema financiero mediante el cual llegó a obtener del club más de 6,8 millones de euros de forma encubierta a través de varias "sociedades pantalla" que él mismo controlaba. La investigación judicial sobre las cuentas del club y otros negocios de estos empresarios pone esto de relieve y también confirma que la cantidad no es coincidente con lo declarado por el Granada CF entre 2011 y 2016, que solo justificó 5,2 millones de euros. Tanto Gino Pozzo, como el Granada CF, son investigados en el marco de la 'Operación Líbero', por la que el expresidente del Granada CF, Quique Pina, permanece en prisión por supuesto fraude a la Hacienda Pública y Blanqueo de capitales, además de haber sido acusado de un delito de insolvencia punible.

Así se recoge en el auto del juez José de la Mata, en el cual además también se confirma la investigación del exdirector deportivo del Granada CF, Juan Carlos Cordero, así como del que fuera vicepresidente económico del club, Juan Bautista Dólera; el exconsejero del Granada CF y administrador de varias empresas vinculadas a Pozzo, Jordi Trilles; el expresidente ejecutivo del Watford, Raffaele Riva; y la empresa Diversify Sport Investment SLU, perteneciente a Gino Pozzo. Tal y como apunta De la Mata, Juan Carlos Cordero conocía "la operativa del fichaje de jugadores de la que presuntamente provienen ingresos no declarados" por Quique Pina, así como de que Pina "es el verdadero propietario de Calambur Intermediaciones SL, del club uruguayo IASA y otros negocios a través de terceros".

Se investigan los movimientos entre el club y las empresas de Pozzo y Pina

Toda esta información ha sido detraída de conversaciones telefónicas entre Pina y Cordero intervenidas por la UDEF, en las que además se habría comprobado cómo ambos querían copiar ese modelo de gestión en la operativa de fichajes al CF Lorca Deportiva, en el que ambos sería "socios" junto con Joaquín Vigueras Cánovas.

En las escuchas además se comprobó que ambos hablaron "de la posibilidad de adquirir facturas de materiales de construcción y reformas con doble objetivo: mirar el IVA a pagar por el Lorca Deportiva; posible simulación de préstamos personales de ellos frente al club (ya que ellos serían los que supuestamente estarían soportando esos gatos), de manera que en un futuro se justifiquen los reintegros de dinero que perciban desde este u otro club de fútbol cuando se produzca el traspaso de los jugadores, evitando el control financiero de la Liga, con la que parece han tenido problemas". Asimismo, el auto judicial también recoge que en otra de las llamadas, Pina "explica la manera en que lo hacía Gino Pozzo en el Granada CF SAD utilizando el 'fondo'", que según entienden los investigadores podría tratarse del fondo de inversión con sede en Luxemburgo Fifteen Securitisation SA, "que era propietario del 95% de los derechos económicos de la mayoría de los jugadores.

Precisamente, el que fuera propietario del Granada CF, Gino Pozzo, está acusado de delitos contra la Hacienda Pública, por lo que además también son investigadas varias de sus empresas, entre ellas Casals Herramientas Eléctricas SL y Grup Serton 33 SLU -absorbida por Fretam Immobiliaria SL-, de las cuales la investigación concluye que pudiese percibir "rentas procedentes del Granada", las cuales "no declararía". En concreto, el auto expone que estas rentas se podrían corresponder a su "retribución como partícipe en el capital, a sus retribuciones como directivo o a otros conceptos como comisiones por la Intermediación en el traspaso de jugadores".

Asimismo, también se investiga al exvicepresidente económico del club, Juan Bautista Dólera, quien estaría al corriente de el uso de Calambur (empresa asociada a Quique Pina pese a tener como titular a un tercero) en el traspaso de jugadores, en concreto el de Youseff El Arabi y Miguel Layun.

Otro de los hombres bajo sospecha es Jordi Trilles, exmiembro del consejo de administración del Granada CF SAD incluso después de su venta al actual presidente Jiang Lizhang, pese a que ya no formaría parte del mismo. A Trilles se le asocia con las empresas Grup Serton 33 y Diversify Sport Investment SLU (también investigada) de la que sería consejero, así como administrador de varias sociedades vinculadas a intereses económicos en Cataluña de Gino Pozzo.

Asimismo, el juzgado ha llamado a declarar al expresidente del Watford FC Raffaele Riva, y actual representante de la entidad luxemburgués Fifteen Securitisation SA "en la práctica totalidad de contratos de cuentas en participación suscritos con el Granada CF relativos a los derechos deportivos y económicos de los jugadores".

Precisamente Fifteen Securitisation es la holding a la que era desviado el dinero a través del "triángulo mercantil" creado entre el Granada CF, el Watford FC y el Udinese Calcio, clubes entre los que se habrían producido al menos 59 movimientos de jugadores desde el año 2010.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios