Violencia de género

Prisión provisional para el detenido por el crimen machista de la seño Ana en Granada

El asesinato machista se produjo el sábado en el número 19 de la calle Pavía del Zaidín. El asesinato machista se produjo el sábado en el número 19 de la calle Pavía del Zaidín.

El asesinato machista se produjo el sábado en el número 19 de la calle Pavía del Zaidín. / Carlos Gil

El Juzgado del Violencia de Género número 1 de Granada ha decretado la medida de prisión provisional, comunicada y sin fianza para el autor confeso del asesinato de la seño Ana, la última víctima de violencia de género registrada en Granada. Así lo han indicado fuentes judiciales la mañana de este martes, que además han confirmado que el detenido ha reconocido los hechos, después de que la Policía Nacional lo haya puesto a disposición judicial tras haber permanecido en dependencias policiales de Granada capital durante dos días. Aún no se conoce si finalmente será acusado de un delito de homicidio o asesinato, extremo que está siendo analizado por la instrucción judicial.

Los hechos tuvieron lugar la tarde del sábado en la calle Pavía del Zaidín en Granada capital donde vivía la víctima. El detenido, un joven legionario de 24 años destinado en Viator (Almería) con domicilio en Guadix, asesinó de varias puñaladas a la que había sido su pareja sentimental, la seño Ana, de 38 años, y madre de una niña de 10 años, fruto de una relación anterior.

Precisamente, fue el padre de la joven, Paco, un conocido maestro ya jubilado de Íllora, quien halló el cuerpo sin vida de la joven después de que varios vecinos lo avisaran porque habían oído gritos en la vivienda. Tal y como han indicado fuentes de la investigación, el progenitor trató de abrir la puerta con el juego de llaves que tenía de la misma, si bien, estaba cerrada desde dentro. Tras varios intentos, fue el propio joven, que ya se encuentra en prisión, quien le abrió la puerta y se fue de la vivienda antes que él llegase a cruzal el umbral de la puerta y encontrara el cuerpo de su hija, ya sin vida tras haber sido apuñalada.

El joven puso rumbo a Guadix, donde reside su familia, y finalmente acabó entregándose horas más tarde ante la Guardia Civil de la localidad accitana. A primera hora del día siguiente, el detenido fue trasladado hasta dependencias de la Policía Nacional Granada capital, para que este Cuerpo policial continuase con la investigación, que en un principio estuvo dirigida por el Juzgado de Instrucción 9 de Granada, en funciones de Guardia, el cual se ha inhibido en favor del Juzgado de Violencia de Género 1, que ha decretado el ingreso en prisión del detenido. Tal y como han informado fuentes del TSJA, la instrucción judicial determinará si se le acusa de un delito de homicidio o de asesinato.

Ante lo ocurrido, la provincia se ha volcado en los últimos días en condenar este nuevo asesinato machista. Íllora, de donde era natural la víctima y donde había ejercido cinco años como maestra en el centro Gran Capitán, convocó un pleno de urgencia la mañana del domingo tras el que se realizó una concentración y se decretaron tres días de luto oficial. Asimismo, durante la jornada lectiva del lunes en este centro escolar se repetía un minuto de silencio y las clases se dedicaron a concienciar sobre la violencia de género.

Como condena a este crimen machista, la mañana del lunes el Ayuntamiento de Granada congregó a la corporación municipal en la Plaza del Carmen para guardar un minuto de silencio¡. A la par, en la La Zubia, municipio donde Ana ejercía desde hacía un año como maestra y coordinadora de Igualdad en el colegio Isabel La Católica, representantes políticos, alumnos, padres y miembros de la comunidad educativa se concentraban en el patio del colegio para luego realizar una marcha. Encabezada con una pancarta que la propia maestra había diseñado en uno de los talleres del centro en la que rezaba el lema "La educación es el camino hacia la igualdad, sigue la huella", la marcha llegó hasta la plaza del Ayuntamiento donde se leyó un manifiesto en rechazo a la violencia de género.

Ya por la tarde, decenas de personas se congregaron frente al número 19 de la calle Pavía, en el Zaidín, lugar donde residía la víctima y donde fue asesinada, donde se realizó una concentración de repulsa por este nuevo caso de violencia de género.

Asimismo, las muestras de apoyo a la familia de la víctima y de condena por este brutal crimen machista se repitieron en otros puntos de la provincia como Loja, Motril o Salobreña.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios