Movilizaciones

Granada se vuelca contra la violencia de género tras el asesinato machista de la seño Ana

  • La Zubia y la comunidad educativa del colegio Isabel La Católica condena de forma unánime su asesinato

  • Los actos se repiten en Íllora, su pueblo natal, la Costa y la capital, con una concentración frente a la vivienda en la que residía

Concentración en el colegio Isabel La Católica de La Zubia por el asesinato de la seño Ana. Concentración en el colegio Isabel La Católica de La Zubia por el asesinato de la seño Ana.

Concentración en el colegio Isabel La Católica de La Zubia por el asesinato de la seño Ana. / Álex Cámara

"La educación es el camino hacia la igualdad, sigue la huella". Esta frase lucía en la pancarta que recorrió este lunes las calles de La Zubia como condena al machismo. El lema había sido creado por la seño Ana en uno de los talleres de igualdad realizado en su colegio, el Isabel La Católica de La Zubia, donde era coordinadora de Igualdad. Sin embargo, el pasado sábado esta frase se quedó sin voz: Ana, de 38 años, era asesinada a puñaladas por su expareja en su domicilio de Granada capital, un brutal crimen machista que deja huérfana a una niña de diez años y que ha provocado una oleada de reacciones tanto en la provincia, como a nivel político. Ahora, su frase se ha convertido en un lema reivindicativo y de condena a la violencia de género en memoria de su creadora en un municipio que en solo cuatro meses ha vivido dos asesinatos por culpa del machismo.

A las 12:00 horas de este lunes, mientras la Plaza del Carmen de Granada congregaba a la corporación municipal para guardar un minuto de silencio, en la puerta del colegio Isabel La Católica de La Zubia comenzaba a sonar una melodía fúnebre ante la atenta mirada de centenares de alumnos que, con lazos morados y sentados en el suelo, guardaban silencio junto a padres, maestros, vecinos y representantes municipales. 

"¿Cómo se le explica a un niño que no va a ver más a su seño?", confesaba a este diario otro docente. Lo mismo se planteaba a unos 45 kilómetros, en el colegio Gran Capitán de Íllora, pueblo natal de Ana, donde había ejercido cinco años como maestra, y que desde el fin de semana luce sus banderas a media asta con lazos negros. En el centro, como ya se había vivido la mañana del domingo frente al Ayuntamiento, se repetía un minuto de silencio en una jornada en la que las clases se teñían de morado: la jornada lectiva se centraba en concienciar sobre la violencia de género.

Era un día duro para todos, "un mazazo", en palabras de Francisco Ureña, director del colegio de La Zubia, ya que "nadie esperaba que sucediera esto, ni siquiera ella había manifestado nada que hiciera pensar que podía pasar".

Un sonoro aplauso lleno de lágrimas, dolor y rabia rompían ese silencio sepulcral creado en memoria de la seño Ana, para dar paso a una marcha que culminó frente al Ayuntamiento de la localidad con la lectura de un manifiesto. En él se anunciaba el compromiso de aprobar en Pleno Municipal el Primer Plan de Igualdad de La Zubia, el cual "contará con los recursos necesarios y con un apartado especial para prevenir y paliar las causas y los efectos de la Violencia de Género, así como activar el pacto social por la igualdad, suscrito por 43 entidades sociales del municipio".

Precisamente, mientras La Zubia mostraba su "cierre de filas y lucha ante la lacra social de la violencia de género", como manifestó la propia alcaldesa de la localidad, Inmaculada Hernández, el asesinato de Ana también activaba un cambio a nivel nacional: el Gobierno convocará a las Comunidades Autónomas para que las administraciones locales y no sólo los jueces, puedan acreditar la condición de víctima de violencia machista y agilizar así las medidas de protección y otras ayudas. Así lo anunciaba la delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell, en una comparecencia institucional en la que ha avanzado que esta medida se tomará en una próxima reunión de la Conferencia Sectorial que tendrá lugar antes de que finalice marzo.

Sin embargo, el movimiento social en memoria de Ana también llegaba a otros puntos de la provincia. En la Costa, concretamente Motril y Salobreña, también se concentraban contra la violencia de género, mientras que para la tarde quedaba otra concentración, esta vez a frente al número 19 de la calle Pavía, en el Zaidín, donde Ana fue asesinada la tarde del sábado por un joven que, tal y como confirmaron la mañana de este lunes fuentes de la Policía Nacional, permanecía en dependencias policiales a expensas de que este martes pase a disposición judicial.

"Nadie es dueño de nadie", condenaban las decenas de personas concentradas desde las 18:30 horas frente a la vivienda de la víctima, durante la lectura un manifiesto en el que además criticaban "los recortes económicos de la Junta a las casas de acogida de mujeres maltratadas y centros de la mujer, obedeciendo a las exigencias de Vox, que quiere eliminar la Ley contra la violencia de género" y que culminaba con gritos de "Basta ya" contra el "terrorismo machista". "Vivas nos queremos, ni una menos".

Uno de los momentos de la concentración en el Zaidín:

Concentración en el Zaidín por el asesinato machista de la seño Ana / Granada Hoy

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios