Residencia en los hospitales de Granada Docencia, el desafío es seducir a los mejores

  • El hospital del PTS cuenta con 77 nuevos residentes, 12 más que en 2018

  • Tras las huelgas de los MIR del año pasado el centro cuenta con 25 tutores de Urgencias

Los hospitales de Granada son dos de los epicentros formativos para sanitarios más atractivos del mapa nacional. Eso sí, todavía muchos de los profesionales pican billete tras acabar su residencia por los problemas que acusa el Sistema Andaluz de Salud sobre todo en lo que a ofrecer estabilidad se refiere. Un arma de seducción hasta ahora en desuso por la Junta de Andalucía.

Para los servicios de un hospital es fundamental tener estabilidad en los contratos

El hospital San Cecilio, que este 2019 cumple su primer aniversario tras la mudanza completa a las nuevas instalaciones en el Parque Tecnológico de la Salud, incorporó a finales de este mes de mayo 77 nuevos EIR (residentes), que se formarán en 36 especialidades. Por campo de estudio, 63 provienen de Medicina, ocho en Enfermería, tres de Farmacia, uno de Psicología, uno de Química y uno más de Radiofísica. El ejercicio anterior, las plazas fueron 65.Así, la comparativa entre los dos años indica que hay 12 plazas más, aprobadas por la Consejería.

De cara a 2020 han aumentado las plazas MIR en algunos servicios y en otros se ofertan nuevas. Es el caso de plazas en Rehabilitación y Fisioterapia, que tendrá dos nuevas el año que viene.Lo mismo ocurrirá en Cardiología. Se han incrementado las plazas también de cara al próximo año en servicios como Anatomía Patológica, Análisis Clínicos, Urología o Anestesia, que pasa de 2 a 5 puestos en 2020.

Una de las encargadas de darles la bienvenida a estos nuevos residentes, además de supervisar toda la docencia, es Milagros Cruz, jefa de estudios del nuevo San Cecilio. Cruz opina que la fuga de profesionales sanitarios a otras comunidades o países “es una pena” dado “el dinero y esfuerzo que se gasta en Andalucía”. La responsable de estudios reconoce que muchos de sus residentes se han ido a “Inglaterra, Francia, Alemania, Holanda o Estados Unidos y en el fondo esos países se están aprovechando de nuestros residentes porque ellos no han invertido en formación y le estamos ofreciendo profesionales ya formados”. Sin embargo, Cruz también admite que “para ellos es también un lujo conocer otros países”.

Ante los cambios y medidas que se han puesto en marcha desde el SAS bajo el nuevo Gobierno de la Junta –como el de dejar de ofrecer contratos mes a mes y que se dilaten hasta los 6 meses– la jefa de estudios dice verlas como esperanzadoras y espera que den sus frutos. Una de las medidas estrella, dada la demanda de los mismos profesionales desde hace años, es la de hacer contratos de 6 meses y “ojalá fueran de un año”, dice Cruz.Está segura de que “a los profesionales hay que darles estabilidad porque una persona tiene que vivir. Con contratos mes a mes es muy difícil organizarlos”. Para los propios servicios de un hospital es fundamental tener estabilidad porque “¿cómo se va a organizar un servicio si no sabes a quien vas a tener el mes que viene?”.

A la historia del antiguo Clínico en docencia se suma la tecnología del nuevo centro

Recordando las huelgas de los MIR del pasado año –las reivindicaciones más duras llegaron desde el servicio de Urgencias de este centro–, la jefa de estudios dice que ahora mismo todo funciona con normalidad y acorde con muchas de las reivindicaciones que hicieron los residentes en cuanto a limitar su responsabilidad y reforzar la supervisión de los nuevos profesionales. “En este hospital podemos tener a gala decir que nuestro servicio de urgencias hay 25 tutores de Urgencias cuando en otros hospitales hay tres nada más”. Este aumento responde a la decisión de que sus residentes “se sientan respaldados”, explica. También se refleja en un cambio en la forma de trabajar de estos estudiantes, que se sienten más tranquilos.

Respecto a la responsabilidad de aquella situación –que llegó a ser muy tensa– la jefa de estudios responde que los servicios de Urgencias “tienen que potenciarse más, sobre todo porque si el servicio sigue recibiendo tanta cantidad de pacientes y a esos pacientes no se les educa en cuanto a que a veces la respuesta está en las Urgencias de los centros de salud, van a seguir llegando a las Urgencias hospitalarias”.

Por las manos de Milagros Cruz pasa la gestión y organización de toda la formación de los residentes de las varias especialidades y categorías y al mismo tiempo, su trabajo “es analizar la capacidad docente del hospital y que no interfiera en otras formaciones”. Aunque además de los residentes con plaza, también pueden llegar facultativos residentes de otros hospitales que eligen formarse en el nuevo San Cecilio durante diferentes estancias.

Cruz, con una década de experiencia en docencia, reivindica la “gran trayectoria” de su centro apelando a la historia del hospital San Cecilio. Ahora, con el nuevo hospital la formación continúa avanzando gracias a que se incorpora la tecnología de la que gozan. “Estamos situados en un sitio inmejorable, el Campus Tecnológico de la Salud, por lo que estamos rodeados de la Facultad, de IAVANTE, de la Empresa de Emergencias Sanitarias y de todos los edificios de I+D... nuestros residentes a un paso tienen acceso a lo mejor”, explica Cruz. “Encuentran en el hospital sobre todo mucha pasión, vocación y un ambiente de humanización de la atención” que es “la marca característica”.

Los residentes por su parte, ofrecen a la atención sobre todo “su energía porque un hospital sin residentes carece de un gran impulso”. Ellos también obligan a los profesionales “a estar siempre al día”, formarse y mejorar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios