Tribunales

Spiriman, condenado a pagar 4.050 euros por injurias al fiscal jefe de Granada

  • La sentencia dictamina que se retire de cualquier perfil social en la red el contenido del vídeo

Spiriman, condenado a pagar 4.050 euros por injurias al fiscal jefe de Granada Spiriman, condenado a pagar 4.050 euros por injurias al fiscal jefe de Granada

Spiriman, condenado a pagar 4.050 euros por injurias al fiscal jefe de Granada

Nueva condena para el médico Jesús Candel, conocido como Spiriman, por su intensa actividad en las redes sociales. El Juzgado de lo Penal número 6 de Granada ha condenado a Spiriman por injurias con publicidad al fiscal jefe de Granada, Pedro Jiménez Lafuente, por lo que le impone la pena de 9 meses de multa a razón de una cuota diaria de quince euros (en total 4.050 euros), con responsabilidad personal de un día de privación de libertad por cada dos cuotas de multa no pagadas, y al pago de la mitad de las costas causadas.

Además, la resolución, que no es firme y contra la que se puede presentar un recurso de apelación en el plazo de diez días, dictamina que se abran "los oficios pertinentes al objeto de retirar de cualquier perfil social en la red el contenido del vídeo referido en los hechos probados de la presente resolución".

La Fiscalía interpuso una denuncia contra Candel después de que el 1 de agosto publicara un vídeo en Youtube y Facebook en el que arremetía contra el fiscal jefe de la provincia de Granada y que, a finales de ese mes, ya había alcanzado las 99.000 reproducciones en esta última red social.

En la denuncia del Ministerio Público, se recogían literalmente las descalificaciones que el doctor habría lanzado contra el fiscal jefe. "Voy a ser muy duro contigo porque ya que (...) tú has propuesto que se investiguen mis insultos y me hagan una investigación judicial para condenarme por vuestras mierdas, te quiero llamar hoy delante de miles de personas, hijo de puta".

Junto a otros descalificativos, afirmaba que "este hombre -por el fiscal- a última hora, presionado seguramente por la (...) de Susana Díaz y habiéndole prometido cualquier cosilla, porque no olvidéis que los jefes de fiscal están puestos a dedo, cambió en el último momento y decidió que se me investigara por mis insultos".

Candel se enfrentaba a una petición de un año de prisión y una multa de 9.000 euros, y durante el juicio  admitió ser él quien salía en ese vídeo y que esa era su voz, pero se defendió con que no había colgado él la grabación y que incluso la Guardia Civil le recomendó "no subirlo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios