Elecciones al Rectorado de la UGR 2019

“Supongo que hay otro candidato”

  • El estudiantado conforma en grueso de la comunidad universitaria, pero su implicación y conocimiento de los procesos de la Universidad, como los comicios del próximo miércoles, es bajo

Estudiantes en la Facultad de Ciencias de la UGR. Estudiantes en la Facultad de Ciencias de la UGR.

Estudiantes en la Facultad de Ciencias de la UGR. / Carlos Gil

Un total de 49.589 estudiantes de la Universidad de Granada (UGR) conforman el censo electoral para la elección de la rectora. A pesar de ser el colectivo más numeroso, el porcentaje de ponderación de voto es de un 25%. El desapego estudiantil con los procedimientos internos de la Universidad es una realidad que, en una encuesta al azar realizada en varios centros universitarios, tiene visos de no cambiar en estas elecciones, en las que sólo hay una candidatura, la de la actual rectora, Pilar Aranda.

A pesar de ser el colectivo más numeroso, el peso ponderado de los estudiantes en estos comicios es de un 25%

Julio Romero cursa segundo de Óptica en la Facultad de Ciencias. Reconoce que no tiene previsto a participar en las elecciones como elector. Los comicios, previstos para el próximo miércoles 8 de mayo, no tienen para él aliciente ya que únicamente hay una opción, la actual rectora.“Sé que no hay más candidatos, por eso no voy a votar”. Romero reconoce también que no ha leído el programa electoral con el que concurre Aranda. Sí ha leído un correo electrónico remitido por la candidata a la comunidad universitaria. “Estaba escrito como si hubiese competencia”.

Sobre lo que le pide a la rectora para este segundo mandato, este estudiante indica que Aranda “debería informarse más por parte de los estudiantes” de las necesidades de este sector de la comunidad universitaria.

Un detalle –referido al deber de estar informado– Romero desconoce que en estas elecciones el voto es ponderado. El sector del profesorado doctor con vinculación permanente, con 2.541 electores, cuenta con un peso en esta elección del 57%.El resto del personal docente, 1.623 personas, suman otro 6%. El personal de administración y servicios –con un censo de 2.423 votantes– supone un 12% del voto ponderado. El 25% restante está en las manos de los estudiantes.

Adela Collado y María Campoy, estudiantes de primero del grado de Óptica, sí han votado de forma anticipada. Esta posibilidad estuvo disponible hasta el pasado 2 de mayo. Votaron, según el dato facilitado por el Rectorado, 2.194 personas, un 3,84% del censo. También saben que Aranda es la única candidata.“Es importante votar. Si no vota nadie, no nos van a pedir opinión para nada”, explica convencida Campoy. Esta estudiante no ha leído el programa electoral. Lo mismo confiesa Collado, aunque matiza que tiene previsto leer el documento colgado en la página web de la candidata, pilararanda.info–. La joven insiste en la importancia de que haya representación estudiantil en estos procesos internos. A Aranda le pide “que tenga en cuenta que nos estamos jugando el futuro”.

Reconocen que no se han leído el programa electoral

Santiago González, que cursa tercero de Ingeniería Química, ni ha votado ni tiene claro si lo hará el próximo miércoles. Sabe que se presenta Pilar Aranda, y también indica que “si hay elecciones es porque hay más candidatos”.Cuando se le indica que la actual rectora es la única que ha presentado su candidatura, arguye que “no hace falta votar”. A la hora de expresar qué demanda a la rectora en su segundo mandato, González lo tiene claro: “que nos devuelva septiembre”.

En su grado han vivido una situación singular. En los últimos tres cursos han tenido tres calendarios: el tradicional, con la convocatoria extraordinaria en septiembre; el abierto, con las recuperciones del primer semestre después de los exámenes de junio; y este curso, el cerrado, con la segunda convocatoria inmediatamente después del fin de las ordinarias del primer y del segundo semestre.

Joaquín Pizarro, estudiante de doctorado tras graduarse en Caminos, señala que “supongo que sí” hay más candidatos. No ha votado, ni sabe si lo hará finalmente. Una demanda, “agilizar los trámites administrativos. Suelen ser muy lentos”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios