Sucesos

Trasladado a la cárcel de Albolote el asesino confeso de la niña de 14 años de Alcalá la Real

  • La decisión se toma después de que el individuo agrediera a dos funcionarios de la prisión de Jaén

Agentes de la Guardia Civil acompañan al joven de 22 años detenido en relación con la autoría de la muerte de una menor de 14 años en Alcalá  la Real  (Jaén).

Agentes de la Guardia Civil acompañan al joven de 22 años detenido en relación con la autoría de la muerte de una menor de 14 años en Alcalá la Real (Jaén). / José Manuel Pedrosa / Efe

El equipo directivo de la prisión de Jaén ha aprobado el traslado a la cárcel de Albolote del asesino confeso de la niña de 14 años en Alcalá la Real (Jaén). El traslado, que se llevará a cabo de forma inmediata, según se informo desde la Subdelegación del Gobierno, se producirá después de que el pasado miércoles el recluso, de 22 años, agrediera e hiriera a dos funcionarios de la cárcel.

Tras la agresión, la Junta de Tratamiento de la cárcel de Jaén propuso la aplicación del régimen cerrado para este recluso, lo que conlleva que permanecerá en un módulo de aislamiento al menos durante tres meses. Al equipo directivo ha aprobado la propuesta, por lo que se ha dado luz verde a su traslado a Albolote donde la prisión sí cuanta con dependencias preparadas para el régimen cerrado y su permanencia en aislamiento.

Según el informe remitido por la Dirección del Centro Penitenciario y del que informó la Subdelegada del Gobierno en Jaén, Catalina Madueño, los hechos ocurrieron alrededor de las 13:00 horas de este miércoles en el patio del Módulo 8, donde se encontraba el recluso.

El interno, que lleva en prisión desde el viernes, 18 de febrero, debía guardar una cuarentena en función de las medidas preventivas que rigen para evitar los contagios deCovid-19, por lo que no tenía contacto con otros reclusos. En concreto, se encontraba en una celda de observación directa, porque también forma parte del programa de prevención de suicidios. De esta forma, un funcionario seguía sus movimientos de forma permanente a través de un sistema cerrado de televisión.

El interno salió al patio y, tras terminar el tiempo reglamentario, se negó a volver a su celda. Los funcionarios indicaron que debía regresar a sus dependencias, a lo que se volvió a negar. A partir de ahí, según Madueño, mostró "una conducta agresiva y amenazante".

El mismo informe indica que los trabajadores trataron de que depusiera su actitud y es cuando se produjo la agresión. En concreto, el interno propinó un golpe a uno de ellos y una mordedura en una pierna a otro.

Ambos funcionarios fueron atendidos por los servicios médicos del propio centro penitenciario y, posteriormente, trasladados a un centro sanitario para una evaluación completa. El recluso fue trasladado de forma inmediata a una celda de aislamiento en el propio centro penitenciario de Jaén.

El joven interno ingresó en prisión provisional tras acordarlo el juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Alcalá la Real que le investiga como presunto autor de un delito de asesinato y otro de agresión sexual. El joven llamó el 15 de febrero al 112 para confesar que había matado a una mujer, que resultó ser una niña cuyo cuerpo fue localizado en las ruinas de la Iglesia de Santo Domingo, en el entorno de la Fortaleza de la Mota.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios