Movilidad

Día 1 de Uber en Granada: poca presencia en las calles y debate por los permisos

  • El alcalde Francisco Cuenca insiste en que los vehículos que trabajan para la compañía no pueden circular por las zonas restringidas del centro

Un vehículo de Uber, en el giro de Gran Vía a Reyes Católicos Un vehículo de Uber, en el giro de Gran Vía a Reyes Católicos

Un vehículo de Uber, en el giro de Gran Vía a Reyes Católicos / Carlos Gil

Uber ya está en Granada. Los vehículos que trabajan para la multinacional estadounidense circulan, en una cantidad aproximada de unos 50 según la compañía, desde las 8:00 horas de hoy. En ese momento, el nombre de la ciudad ha aparecido tanto en la página web como en la aplicación, que ejerce de intermediaria entre el cliente y el conductor para contratar un servicio.

Y como no podía ser de otra forma, ha habido polémica. Más por parte de los responsables de la empresa y del Ayuntamiento de Granada, que por los taxistas y los usuarios de este tipo de transportes, que han vivido las primeras horas de Uber en la capital con relativa calma y normalidad.

"Estamos viendo una gran acogida en Andalucía y estamos muy contentos de ampliarnuestra presencia con el lanzamiento de Granada. Nuestro objetivo es seguir colaborandocon los agentes regionales y locales para contribuir a un nuevo modelo de movilidad y poderofrecer a los ciudadanos de granada una nueva alternativa para moverse por sus ciudadesde una forma segura y accesible”, ha destacado Juan Galiardo, director de Uber en España.

Al principio de la mañana, los usuarios de la aplicación recibieron un correo electrónico en sus cuentas de parte de Uber. Un saludo personalizado en el que la empresa expresaba que su llegada a Granada era "un gran día": "Y lo hacemos con la ilusión de acompañarte en tu día a día: de tapas al Realejo, a disfrutar de las vistas desde San Nicolás o a cualquier lugar de esta ciudad histórica".

Mensaje de Uber a sus usuarios Mensaje de Uber a sus usuarios

Mensaje de Uber a sus usuarios

Este mensaje contiene buena parte de la 'moviola' del día. El alcalde Francisco Cuenca ha insistido en que los vehículos de Uber "no pueden entrar en las zonas restringidas y donde hay cámaras" porque en el Ayuntamiento "no tenemos constancia de que Uber haya pedido permiso de paso especial".

El regidor de la ciudad ha exigido que estos vehículos cumplan con la normativa municipal, ya que en los carriles y calles de régimen especial el Consistorio tiene competencias directas sobre ellas. Por eso "hemos emitido un decreto que vamos a trasladar a la propia compañías de servicios de VTC para que tengan muy claro que también hay un ordenamiento que tienen que cumplir", y que tienen que "pedir permisos".

"Entendemos que tienen un derecho de funcionamiento y nosotros también entendemos que quien tiene que hacer el servicio en esas zonas especialmente turísticas y patrimoniales en el régimen abierto que hasta ahora estaba haciéndose son los propios taxistas", ha explicado el alcalde del PSOE.

A este respecto, un portavoz de la propia Uber ha expuesto la postura ante este cruce de ordenamientos legales: "Los VTC son vehículos de servicio público, como lo es el taxi. Queremos ser un socio a largo plazo de Granada, por lo que solo hemos lanzado el servicio de UberX en la ciudad una vez hemos confirmado que se cumplía la ordenanza municipal, como dictó recientemente un juzgado de Granada".

Uber ha empezado a trabajar con más de 50 coches que, además, han circulado por calles como Reyes Católicos, Gran Vía o Recogidas

Desde la patronal Unauto Andalucía comparten la misma postura y le han recordado a Cuenca que no puede usar el "derecho ni los reglamentos municipales" para "retorcerlos" y para "perjudicar a sabiendas" a terceros.

Desde los servicios jurídicos de la misma insisten en que los coches de Uber "no tienen obligación" de solicitar permisos, "al igual que los taxis", porque así lo estipula el artículo 8 del reglamento municipal que motivó el pasado diciembre que el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 5 de Granada suspendiera esa orden de forma cautelar.

En la calle, la mañana ha sido tranquila. De hecho, ha costado ver los famosos coches negros de Uber circulando. "Yo he visto uno en Constitución", decía un taxista estacionado en la parada de la Fuente de las Batallas. Otro también había visto uno de los Fiat de la compañía, pero "en una foto". Otros dos aguardaban al final de la cola coincidiendo en que "se han visto muchos por la zona de la Alhambra, supongo que buscando turistas".

Así que el ruido está más en los despachos que, de momento, en las calles, como está pasando en Madrid y Barcelona.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios