Movilidad

Uber empieza a operar hoy en Granada pese a las advertencias municipales

  • El Ayuntamiento se mantiene firme en sancionar la circulación de los VTC en vías restringidas

  • Los taxistas descartan ir a la huelga y se quedan a la expectativa del conflicto en Madrid y Barcelona

Los taxistas se mantienen a la expectativa ante el inicio de actividad de Uber en Granada Los taxistas se mantienen a la expectativa ante el inicio de actividad de Uber en Granada

Los taxistas se mantienen a la expectativa ante el inicio de actividad de Uber en Granada / G. H.

Comentarios 1

Uber empieza hoy a operar en Granada. Sin bombo ni platillo. Los coches de la multinacional californiana de alquiler de vehículos con conductor aterriza en la ciudad después de que en septiembre del año pasado se conociera la intención de la empresa de trabajar en Granada y Córdoba al mismo tiempo que empezaba a hacerlo en Sevilla.

La compañía confirmó el inicio de la actividad a esta redacción, aunque no facilitó ni la cantidad de coches con los que comenzará a circular por la ciudad, ni el número de conductores que trabajarán para ella, ni la hora a la que estarán disponibles sus coches a través de la aplicación móvil y la web. Desde hace meses, en un aparcamiento de la capital aguardan estacionados 32 automóviles aunque la idea inicial era que fueran 50, al igual que en Córdoba.

El desembarco de Uber en Granada llega envuelto en la polémica, y precisamente en unos días en los que la compañía está en el centro de las protestas de los taxistas de las dos grandes capitales del país, Madrid, donde ayer comenzaron una huelga, y Barcelona, donde los enfrentamientos entre el sector del taxi y conductores de VTC han llegado al plano físico.

Precisamente, en Granada se está a la expectativa de cómo se va a realizar el desembarco de Uber. La preocupación entre los socios de la Gremial del Taxi en los últimos días ha ido a más, por lo que ayer tuvo lugar una asamblea en la sede de la asociación, situada en el Polígono El Florío, para “apaciguar los ánimos”, según relató el presidente de la misma, Ramón Alcaraz.

En este cónclave, los taxistas de Granada decidieron no ir a la protesta ni convocar huelgas contra la entrada de Uber en el mapa del transporte de viajeros de Granada. Al menos de momento. “Algunos compañeros querían ir a la huelga, pero no queremos violentar. Sólo queremos trabajar porque nos hace perder la razón, aunque la tengamos. La huelga no nos beneficia, si no que da el campo libre a nuestros competidores para trabajar”.

“Hay leyes suficientes, pero hay que aplicarlas”, exigió Alcaraz, quien entregó un protocolo de actuación, tanto para taxistas como también para la Policía Local, en el que explican las normas que deben seguir los vehículos VTC para poder realizar su trabajo en el casco urbano de la ciudad.

Algunos de estos puntos se refieren a la identificación del vehículo, que cumplan con las normas de seguridad, la autorización para la circulación, la prohibición de circular para captar clientes, y la exigencia de tener una hoja de ruta adjunta al contrato de servicio.

Que Uber pueda empezar a trabajar en Granada llega justo un mes después de que el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 5 de la provincia suspendiera de forma cautelar el reglamento que impedía circular a los vehículos VTC por las vías restringidas al tráfico, sobre todo en el centro de Granada (calle Reyes Católicos, Paseo de los Tristes, o Gran Vía, entre otras).

Esta determinación judicial provisional autorizaba a la multinacional californiana a trabajar en la ciudad, siempre que sus vehículos portaran una identificación y estuvieran dados de alta como Servicio Público. “El Defensor del Pueblo dijo que los ayuntamientos tienen potestad para regir sus calles y de dirigir la movilidad como les pareciera oportuno”, explicó Ramón Alcaraz.

También hubo reacción municipal, que tras conocer el auto judicial que autorizaba a Uber a trabajar en Granada, interpuso un recurso para que no se aplicara la norma, volvió a entrar también en ‘combate’ ayer. Lo hizo a través de la concejala de Movilidad, Raquel Ruz.

La edil socialista informó de que en su concejalía, en la mañana de ayer, no había “ninguna solicitud de autorización” de Uber para circular por el centro, por lo que “no pueden operar los Uber. No tienen autorización para circular y en el caso en el que lo hagan contraviniendo las normas municipales, se actuará en consecuencia”, advirtió.

Además, Raquel Ruz también anunció una multa a los vehículos que “no tenían autorización de ocupación pública en la presentación que hicieron el viernes en la Plaza de la Romanilla”, por lo que “se le va a sancionar debidamente”. Una presentación que no fue anunciada ni de la que tampoco se informó a los medios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios