Granada

La llegada de Uber coge de improviso a la Gremial

  • Los taxistas están "expectantes" ante la noticia, por lo que descartan movilizaciones como las que tuvieron lugar el pasado junio

Taxis estacionados en una parada de la Fuente de las Batallas. Taxis estacionados en una parada de la Fuente de las Batallas.

Taxis estacionados en una parada de la Fuente de las Batallas. / G. H.

Sorpresa y desconocimiento por parte de la Gremial del Taxi de Granada ante el inminente desembarco de la empresa Uber, como avanzó Granada Hoy en su edición de ayer. La aplicación móvil que proporciona a sus clientes vehículos de transporte con conductor y que supone una competencia directa con el sector tradicional del transporte de personas, estará en marcha en la ciudad en un plazo aproximado de un mes y ayer comenzó a operar en Sevilla capital.

Ramón Alcaraz, presidente del sindicato de los taxistas granadinos, afirmó a esta redacción que no se esperaban la noticia de la llegada de Uber a la provincia, por lo que están "expectantes porque no sabemos quién va a asistirlo, si van a coger conductores al azar, o si lo hacen como en Latinoamérica, con conductores sin licencia y sin documentos". El portavoz de los taxistas se mostró preocupado pero descartó medidas de fuerza como una huelga ante lo que considera que ahora mismo "es sólo una noticia", de la que no tienen constancia, según Alcaraz, ni el Ayuntamiento de Granada "ni nadie de la administración". "Estamos convencidos de que trabajan de manera irregular. Vamos a ver cómo vienen y quién se va a adherir a ellos. Si trabajan con licencias, tendrán que trabajar con empresarios que tengan varias licencias de VTC que quieran adherirse a ellos", comentó Alcaraz, quien consideró que empresas como Uber "van a exterminar un mercado soportado por 70.000 trabajadores autónomos" y que tributa fuera de España, lo que supone una merma en los ingresos del Estado.

Revocar licencias de VTC supondría indemnizaciones millonarias

De momento, poco se sabe sobre la llegada del servicio de vehículo con conductor a Granada, tan sólo la intención de Uber. Sin embargo, fuentes de la patronal Unauto, que engloba a las empresas que ofrecen servicios VTC, estiman que una vez que la compañía estadounidense anunció su intención de instalarse en Granada y Córdoba, lo habitual es que esté operativa en el plazo de un mes, entre otros factores porque los chóferes reciben una curso previo que suele durar, como mínimo, una semana.

Desde Unauto reconocen que el asunto de las licencias VTC y la 'guerra' con los taxis "es una patata caliente" para cualquier administración. Patronal y gremial andan expectantes ante el Consejo de Ministros del viernes, que habilitará a las comunidades la gestión de las VTC. Sin embargo, esto no acaba con el problema. El Tribunal Supremo decretó que en cada ciudad debe haber la ratio de una licencia VTC por cada 30 taxis, lo cual se supera en todas las ciudades por culpa del vacío legal por el que miles de empresarios solicitaron autorizaciones de este tipo para ser explotadas comercialmente. En Granada se estima que la proporción es de una por cada nueve, con un total de 117 VTC por unos 880 taxis. Con la puesta en marcha de Uber esos números crecerán, por lo que los taxistas reclaman que las licencias otorgadas entre 2009 y 2015 sean retiradas. Unauto avisa de que, de producirse, las administraciones públicas tendrían que compensar a los propietarios pagando el valor de mercado de la licencia retirada mas el lucro cesante, lo que supondría un golpe económico muy fuerte para la administración que decida revocar esa autorización VTC. ""Quieren seguir con su monopolio, que sus licencias valgan 200.000 euros, tener sus ventajas fiscales que no son pocas, y no tener competencia, pero estamos en un libre mercado europeo", advierte a los taxistas la patronal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios