Financiación universitaria

La Universidad de Granada espera recibir 13 millones de euros del fondo Covid

El vicerrector de Política Institucional y Planificación, Pedro Mercado, la rectora de la UGR, Pilar Aranda, y la vicerrectora de Igualdad, Inclusión y Sostenibilidad, Margarita Sánchez. El vicerrector de Política Institucional y Planificación, Pedro Mercado, la rectora de la UGR, Pilar Aranda, y la vicerrectora de Igualdad, Inclusión y Sostenibilidad, Margarita Sánchez.

El vicerrector de Política Institucional y Planificación, Pedro Mercado, la rectora de la UGR, Pilar Aranda, y la vicerrectora de Igualdad, Inclusión y Sostenibilidad, Margarita Sánchez. / Jesús Jiménez/Photographerssports

La Universidad de Granada (UGR) debe recibir 13 de los 62 millones de euros destinados a las universidades andaluzas para paliar los efectos del coronavirus. Al menos, así lo reclama la rectora de la UGR, Pilar Aranda, que considera que la institución granadina debe percibir el 21% de esa cuantía, que espera que no se demore, pero que no sabe cuándo llegará.

"Vamos a apretar a la Consejería, llevamos un coste elevado en esta pandemia, no solo por lo que ha habido que comprar sino por lo que también se ha dejado de percibir", dijo Aranda, que explicó que los gastos ejecutados han sido en torno 2 millones y medio, mientras que además ha habido una pérdida de otros 2 millones, lo que alcanza los 4,5 millones de euros. Si bien, estas cifras irán en aumento.

Asimismo, a ello hay que sumar el remanente que la UGR, al igual que el resto de universidades andaluzas, tendrá que aportar al fondo de Emergencia Social y Económica, de 700 millones, para hacer frente a la crisis causada por el coronavirus. Así, desde la UGR se calcula que serán unos 21 millones de remanentes lo que habrían perdido.

Sin embargo, este préstamo a la Junta de Andalucía ha generado gran controversia al haber sido precisamente los Ayuntamientos del PP, partido que dirige el Gobierno andaluz, los primeros en rechazar y revelarse contra el Gobierno central ante la posibilidad de ceder los remanentes municipales para tal fin.

"Hemos solicitado un plan de devolución de los remanentes", indicó Aranda, que se mostró muy crítica con esta situación: "Cuando vez las posturas políticas de determinados partidos llama mucho la atención. No puede ser que lo que para la universidad sea que sí, para los Ayuntamientos no sea. ¿Qué nos diferencia? ¿A caso no somos un servicio público?", afirmó la rectora. Ante ello, Aranda insistió en que "me pongo del lado de los Ayuntamientos. No porque quiera ser alcaldesa. Las universidades no queremos ni más ni menos, sino lo que nos corresponda".

Tras ello, la rectora de la UGR defendió que las instituciones universitarias son "un servicio público" y criticó además que en la UGR, "somos la universidad perjudicada en el sistema andaluz", por lo que pidió "lo que creo que es justo para una universidad que rinde en docencia y en investigación. Ahí están los datos: es la primera de Andalucía y está entre las cuatro primeras de España".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios