Sanidad

El Virgen de las Nieves suspende a diario sesiones de quimio y pruebas diagnósticas por falta de personal

  • La Junta de Personal denuncia ante la Inspección de Trabajo su “crítica” situación

  • Deben una media de 120 horas a cada profesional del centro y ellos exigen la cobertura de bajas

El Virgen de las Nieves suspende a diario sesiones de quimio y pruebas diagnósticas por falta de personal El Virgen de las Nieves suspende a diario sesiones de quimio y pruebas diagnósticas por falta de personal

El Virgen de las Nieves suspende a diario sesiones de quimio y pruebas diagnósticas por falta de personal

El Virgen de las Nieves arrastra una herida abierta, una situación “heredada” desde la desfusión -aquel leviatán que finalizó en abril de 2018- y “mantenida” por el actual Gobierno de la Junta que se traduce en una denuncia ante la Inspección de Trabajo. La Junta de Personal del hospital de la Caleta ha comenzado el trámite ante la “inoperancia” de la gerencia en cuanto a cobertura de plazas de todas las categorías que profesionales, que dejan un hospital con una situación “crítica” rozando el “colapso”.

Los datos aportados por la Junta de Personal dibujan con su propia mano lo que ocurre en el centro y lo que, por supuesto acaba acarreando que acabe en “una peor asistencia a los pacientes”: entre 8 y 10 personas no pueden recibir quimioterapia a diario por falta de personal que los atienda (han cerrado 8 sillones de los 30 totales), esto quiere decir que a la semana unas 56 personas con cáncer no pueden acceder a su tratamiento en tiempo y forma.

También sostienen que faltan por abrir 8 quirófanos, se suspenden más de 100 endoscopias y 200 resonancias y otras pruebas, muchas de ellas para casos de cáncer, y por supuesto, todo a consecuencia de que “faltan más de 310 profesionales de todas las categorías”.

Según han denunciado en voz de la presidenta de la Junta de Personal, Faina Gómez, quedan por cubrir tras la desfusión 40 administrativos; 7 auxiliares; 134 enfermeras; 5 matronas; 44 facultativos; 28 celadores, 1 celador conductor; 1 personal de lavandería; 36 técnicos auxiliares; 5 fisioterapeutas; 1 técnico de rayos; 1 técnico de laboratorio; 1 de farmacia y 5 de mantenimiento, entre otros puestos.

A los profesionales, denuncian, se les debe una media de 120 horas por profesional: los médicos acumulan 9.200 días, el personal no facultativo 26.216 días y de gestión 9.578 días, es decir, en el centro acumula 45.000 días a deber a sus trabajadores.

Todo ello, redunda finalmente en estrés laboral por la sobrecarga de trabajo y que se vulneren los permisos reglamentarios en una plantilla envejecida como la del Virgen de las Nieves. La elevada media de edad en muchos casos supone que las bajas de larga duración por sobre esfuerzo se disparen, lo que acarrea más problemas asistenciales y laborales aún, puesto que el hospital no solo no contrata el personal que necesitaría en una situación normal, sino que tampoco cubre las bajas que sobrevenidas.

Tras “numerosas reuniones con la dirección gerencia” los profesionales sostienen que la única respuesta que han encontrado ha sido que “no pueden hacer nada para resolver esta situación porque se ha sobrepasado el límite de presupuesto para el capítulo de personal”, por lo que han recurrido a notificar un piso más arriba del edificio del SAS.

La Junta de Personal ha pasado ya por registro un escrito, acompañado por 1.200 firmas dirigido al gerente del Sistema Andaluz de Salud, Miguel Moreno Verdugo, quien ejecutó los recortes de Cospedal en la Sanidad manchega siendo director general de Recursos Humanos del SESCAM.

El documento explica que la situación por la que atraviesa el centro es un coletazo de la desfusión y consecuencia de que no se planificara ni se hiciera un estudio de la plantilla tras la puesta en marcha al completo del San Cecilio del PTS. La Junta de personal lo califica como “ERE encubierto”, dado que “la plantilla presupuestada del centro quedaba con un gran numero de vacantes sin cubrir y lejos de las cifras óptimas para sostener la actividad asistencial”.

Por muy “heredada” que sea esta situación, a la Junta de Personal no le cabe duda de que el Plan de Choque para ‘eliminar’, como dijera en su momento el actual Gobierno de la Junta, las listas de espera con aquellos 25 millones de euros, no ha sido más que “propaganda”. Esto es debido a que en este hospital no solo no se rebajan las demoras sino que, acumula 70 pacientes más en la lista de espera cada semana.

Este aumento responde principalmente a que la asistencia ordinaria no puede resistir el volúmen de pacientes y pasa a engordar aún más las demoras. Un ejemplo del “colapso”, lo planteaban con las pruebas diagnósticas: unos 100 pacientes a la semana no se pueden realizar sus análisis por lo que tienen que regresar al médico de familia sin ellas y volver a empezar el proceso.

Por otro lado, en lo correspondiente a una de las lacras de este tiempo, el cáncer, el presidente del Colegio de Médicos, Francisco Cantalejo avisaba de que “el cáncer no entiende de listas de espera y que estadísticamente hay un 10% de casos de cáncer sin diagnosticar”.

Cada día que un paciente está en lista de espera sin diagnóstico, está empeorando su pronóstico con lo que “nos podemos encontrar que cuando a ese paciente le toque hacerse la colonoscopia o la endoscopia, ya no es un paciente que tiene un cáncer en un sitio, ahora tendrá metástasis”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios