Última hora Fallece el cantante Antonio Cortés Pantoja, 'Chiquetete'

Análisis electoral

¿Puede ser Vox la llave de gobierno en el Ayuntamiento de Granada y la Diputación?

  • Con una traslación de los votos de las autonómicas en Granada, la suma de PP y Ciudadanos no garantiza mayorías, salvo que se incluya a la extrema derecha en la ecuación para gobernar.

  • Los roces entre los partidos, como la acusación del caso Serrallo, pueden ser condicionantes

Si las de ayer hubieran sido elecciones municipales, los gobiernos de la Diputación y del Ayuntamiento de Granada podrían depender directamente de Vox, el partido de extrema derecha que puede ser la llave de la Junta de Andalucía, pero que, de mantener la misma línea en los siguientes comicios, podría llegar a tener responsabilidades ejecutivas también en las administraciones más cercanas. 

Los votos escrutados en la provincia y en la capital granadina, para las elecciones autonómicas del domingo, permiten ya hacer hipótesis mucho más fiables que cualquier sondeo sobre la posible pérdida de los gobiernos de la Diputación y el Ayuntamiento de Granada por parte el PSOE. Pero su descalabro en número de votos y el auge fulgurante de Ciudadanos no serían suficientes para que la formación naranja construyera mayorías junto a su socio 'natural', el Partido Popular. Vox sería la clave.

El problema que tienen ambas formaciones de derechas para gobernar en coalición es que el PP también podría sufrir una sangría de votos, a tenor de los resultados del domingo. En la provincia perdería 45.000 apoyos (en relación a las municipales de junio de 2015) y en la capital, casi 9.000 votos menos. Podría perder entre 2 y 3 concejales (ahora tiene 11). 

En el Ayuntamiento de Granada, Ciudadanos cuenta con 4 concejales en este mandato. Con un resultado parecido al de las autonómicas en la capital, el partido naranja ganaría unos 8.500 votos y podría sumar entorno a 2 concejales más. En porcentaje de voto, PP y Ciudadanos suman casi un 40% en los comicios de ayer, lo que los situaría rozando la mayoría absoluta, pero probablemente sin llegar, en función de la distribución desigual de concejales que la ley electoral otorga (porque beneficia a las mayorías, pero en este caso el voto estaría muy repartido).

La cuestión es que Vox, con los 14.402 votos de ayer en la capital (un 12,6%), si revalida un resultado similar en mayo del año próximo, podría llegar a tener 3 concejales (en 2015 Vamos Granada obtuvo el mismo número de corporativos con 14.032 votos). Estos hipotéticos ediles sí podrían dar un vuelco en el Ayuntamiento para favorecer un gobierno de derechas.

La cuestión es que este partido no ha mantenido en la capital granadina una relación especialmente amistosa con el PP durante los últimos años, en los que Vox ha ejercido la acusación en el Juzgado contra los miembros del antiguo gobierno de José Torres Hurtado, por el caso Serrallo. El asunto está pendiente de juicio, que podría celebrarse en 2019, lo que añadiría un motivo de tensión, dado que seis de esos concejales del PP acusados por Vox siguen en el Ayuntamiento en estos momentos. 

La unión de fuerzas de izquierdas, si se extrapolan los votos de las autonómicas en la capital, daría una suma del 42% de los apoyos (27% el PSOE y 15% Adelante Andalucía, aunque en las municipales intervendrán otras formaciones). La mayoría de izquierdas para gobernar en la capital se complica también por los números, aún en el caso de que consiguieran un acuerdo que hoy estaría muy lejano, por las posturas políticas tan enfrentadas en este mandato del socialista Francisco Cuenca.

La crisis que se puede avecinar para los socialistas en la capital ha debido de abrir un periodo de análisis y reflexión. Quizás por eso, tanto el alcalde Cuenca como la concejal Ana Muñoz, han suspendido hoy a primera hora de la mañana los compromisos marcados en la agenda

En la Diputación, la traslación es aún más complicada, por la intervención de muchas más fuerzas políticas en los distintos municipios de la provincia. Pero del mismo modo que en el caso anterior, la suma de los porcentajes de voto de estos comicios no da mayorías por la izquierda ni por la derecha, salvo que se incluya a Vox en la ecuación. 

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios