comienza el curso en Secundaria

Vuelta a clase en Granada: El motivo por el que la apertura de los institutos preocupa aun más que la de los colegios

  • En el IES Aricel de Albolote estudian un millar de alumnos pese a tener capacidad para 600

  • Un total de 113.097 alumnos retoman las clases desde hoy

Imagen de archivo de un aula de Secundaria. Imagen de archivo de un aula de Secundaria.

Imagen de archivo de un aula de Secundaria. / R. G.

"No podemos garantizar la distancia social”. Así, sin paños calientes, se afronta el inicio del curso en el IES Aricel de Albolote,. Tiene capacidad para 600 alumnos y hay matriculados 1.021, según los datos facilitados por el propio instituto. Se han instalado dos aulas prefabricadas en el patio y en el día de ayer todavía no habían cerrado los últimos flecos para la apertura del curso, hoy. Un total de 113.097 alumnos de ESO, Bachillerato, FP, FP Básica, Educación Permanente de Adultos y Artísticas elementales y profesionales, según el dato facilitado por la Delegación territorial de Educación y Deporte vuelven a clase de forma escalonada. La dificultad de encajar los protocolos de seguridad con la vuelta a las clases ha motivado que los centros programen, en su mayoría, una entrada escalonada y progresiva. También son mayoría los que van a recurrir a la docencia telemática a lo largo de los próximos meses, tal y como permite la circular del 3 de septiembre de la Consejería de Educación.

En el Aricel –que tiene dos grupos más con respecto al curso anterior– como en buena parte de los institutos granadinos, se ha optado por la semipresencialidad a partir de tercero de ESO. No será fácil. “No tenemos nada nuevo”, explican desde el centro sobre los recursos técnicos con los que ahora mismo se prepara el salto a la docencia sincrónica. Ha comprad micrófonos y están “luchando” para poder dar clases online. Las pizarras digitales nuevas tampoco están operativas por el momento, ya que necesitan que se actualice el software. En las dos aulas prefabricadas hay encerados normales.

Sufren la “preocupación” de no poder garantizar la distancia de seguridad ante el elevado número de alumnos del centro. “Es un instituto con 600 plazas y hay más de mil estudiantes”, reconocen desde el IES, que lamentan que “nos sentimos indefensos”. “Como mucho” la distancia que se puede mantener en las aulas es de 80 centímetros. Además de los medios técnicos y las deficientes infraestructuras, desde el instituto se explica que no es posible mantener la distancia de seguridad en servicios extraescolares como el transporte escolar. Se ha reforzado la limpieza, pero son conscientes de la dificultad de mantener los protocolos con alumnos que están en plena adolescencia.

El responsable provincial de Educación de CSIF, Manuel Pérez García, indicó que el comienzo de las clases en Secundaria, Bachillerato, FP y régimen especial da “más miedo” que la vuelta a los colegios “porque las ratios son más altas” y “la mayoría” de los institutos “son más grandes” que los colegios. En algunas clases se llega a los 37 matriculados en Bachillerato. Además, “no se ha preparado a los centros para la enseñanza telemática”. Desde CSIF se recordó que esta semana comienzan movilizaciones junto con ANPE y UGT para exigir a la Administración más medios y que analice la situación de los centros en la vuelta a la presencialidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios