Granada

El portero acusado de agresión tiene antecedentes por intento de homicidio

  • El sospechoso, de nacionalidad rumana y 33 años, fue puesto en libertad con cargos tras declarar ante el juez de guardia · Al parecer, fue expulsado del país por un delito cometido hace cinco años

Comentarios 5

El Juzgado de Instrucción 2 de Granada, que se encontraba el lunes en funciones de guardia, dejó en libertad con cargos al portero de la discoteca Fórum Copas de la capital granadina, que fue arrestado por la Policía Nacional por romper de una patada la mandíbula a un cliente. El juez le atribuye la presunta autoría de un delito de lesiones, según informaron fuentes judiciales y tomó la decisión de dejar en la calle al acusado después de un peritaje del médico forense sobre las lesiones causadas a la víctima, que se recupera en Traumatología.

Según las fuentes consultadas ayer, el sujeto responde a las iniciales de F.D.G., tiene 33 años y es de nacionalidad rumana. Además, tiene varios antecedentes por delitos graves, entre ellos, el de tentativa de homicidio. También fue expulsado por un juez hace aproximadamente cinco años por la comisión de otro hecho delictivo.

Según las mismas fuentes, al individuo se le incautó en el momento de su detención un arma ilegal, un espray de autodefensa no homologado que, al parecer, ocultaba entre sus ropas. El relato de los testigos de los hechos también incluye algún intento de amenaza a los propios agentes actuantes a ser denunciados, mientras estos esperaban que las asistencias sanitarias confirmasen la gravedad de las lesiones de la víctima para saber si debían proceder a la detención del sospechoso, ya que del parte hospitalario dependería de si se trataba de un delito de lesiones o de una falta. Algunos testigos aseguran que desde el lugar en el que el joven fue brutalmente golpeado hasta donde pudo ser asistido había cincuenta metros con restos de sangre.

Por otro lado la víctima, a la que el portero le denegó la entrada en el establecimiento, permanece ingresado en el Hospital de Traumatología de Granada. El joven fue intervenido ayer quirúrgicamente por la fractura de la mandíbula, que tiene rota por dos partes. Además, según han informado a Europa Press fuentes sanitarias, tendrá que permanecer ingresado alrededor de una semana, y pasar después más tiempo de reposo en su casa por la gravedad de las lesiones.

Los hechos ocurrieron en la madrugada del pasado domingo, cuando, según manifestaciones del joven, éste y dos amigos se disponían a entrar en una discoteca, cuando el portero les denegó el acceso. En cuanto fueron a pedirle explicaciones, uno de los porteros se le acercó en actitud agresiva y amenazante y a continuación le propinó un fuerte empujón golpeando en el pecho a ambos amigos.

La discusión no cesó en ese mismo momento, ya que a ella se sumaron los otros dos porteros de la discoteca que allí se encontraban. Sin embargo, quien al parecer se propasó fue el portero detenido más tarde por la patrulla policial, ya que según manifestaciones de la víctima, le dio una fuerte patada en la cara, ocasionándole una fractura de la mandíbula y una pérdida de dos piezas dentales.

Inmediatamente se personaron en el lugar las dotaciones de la Policía Nacional, que solicitaron asistencia sanitaria de urgencia, ya que uno de los jóvenes se encontraba sangrando abundantemente por la boca, por lo que tuvo que ser trasladado al Hospital de Traumatología. Tras recabar toda la información y manifestaciones de los hechos ocurridos de las víctimas y testigos, los agentes procedieron a la detención de uno de los porteros de la discoteca, por las lesiones que le ocasionó al joven. El detenido fue trasladado a dependencias policiales para su posterior puesta a disposición de la autoridad judicial competente, que lo dejó en libertad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios