Agua sin coronavirus

Así es el tratamiento para un agua de piscina libre de coronavirus

  • El ácido hipocloroso es el componente que evita que algún virus de la familia del Covid-19 o cualquier otro patógeno infecte a los bañistas

  • Una correcta higiene y aplicación de este producto sobre el agua eliminará el virus y el riesgo de contagio

Así es el tratamiento para un agua de piscina libre de coronavirus Así es el tratamiento para un agua de piscina libre de coronavirus

Así es el tratamiento para un agua de piscina libre de coronavirus

En un informe de la compañía del sector de equipamiento de piscinas y wellness, Fluidra, se recoge una guía basada en resultados científicos sobre un tratamiento del agua de las piscinas que garantiza la ausencia de patógenos de la familia del coronavirus o cualquier otro incluso más fuerte. El ácido hipocloroso es el principio activo responsable de la desinfección del agua en la mayoría de las piscinas de nuestro país al utilizarse tanto para los tratamientos con cloro como los de electrólisis de sal.

En un momento en el que la incertidumbre crece conforme se acerca el verano, la compañía recuerda que el correcto uso del ácido hipocloroso evita que algún virus de la familia del coronavirus como el SARS (Síndrome Respiratorio Agudo Grave) o el MERS (Síndrome Respiratorio de Oriente Medio) puedan infectar a las personas que entren en contacto con un agua no tratada correctamente. Estos dos patógenos, junto SARS-CoV-2 (Covid-19), son tres de los siete coronavirus que tienen propiedades y formas de transmisión similares, por lo que todo indica que la efectividad del ácido hipocloroso ante este nuevo virus será idéntica que con el resto de su misma familia.

El director de I+D de Fluidra, David Tapias, señala que “aunque nos enfrentamos a un virus nuevo, los estudios indican que el agua de las piscinas será un entorno seguro siempre y cuando se aplique el tratamiento de desinfección adecuado que además es el mismo que se ha recomendado siempre”. Por lo tanto, si se cumplen con los siguientes parámetros adecuados, el virus se elimina y, con ello, el riesgo de contagio:

  1. Mantener el pH entre 7,2 - 7,6 y el cloro libre entre 0,5 – 1 mg/
  2. Medir regularmente estos parámetros y ajustar si hace falta
  3. Disponer de un buen sistema hidráulico y de filtración
  4. Respetar sus niveles de ocupación máxima
  5. Automatizar la piscina para una mayor tranquilidad
  6. Limpiar y desinfectar las zonas exteriores a la piscina (su playa, la ducha, la escalera)

Además, al igual que se hace de manera cotidiana, se debe tener una correcta higiene personal y se recomienda que los bañistas se duchen siempre antes y después de utilizar la piscina así como lavar las toallas y trajes de baño para eliminar todas las bacterias o virus.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios