Granada

El aumento de control en el botellón se salda con 117 multas en dos días

  • El Ayuntamiento hace un balance "positivo" pero advierte de que "queda mucho trabajo por hacer". Los vecinos aplauden la intensificación de la vigilancia en el recinto pero reclaman su clausura.

Comentarios 0

El estreno durante este fin de semana del decreto que endurecerá las restricciones en el botellódromo se ha saldado con un total de 117 multas por la comisión de un amplio repertorio de infracciones. La tipología de sanción que más ha puesto la Policía Local en la noche del viernes y sábado pasado ha sido por orinar en la vía pública. Hasta un total de 57 micciones que llevan aparejado una multa de 150 euros -reducibles a 106 euros si se opta por la fórmula de pronto pago-. La misma cuantía deberán abonar los 27 jóvenes que fueron pillados fuera del recinto bebiendo alcohol. La suma de ambas (84) suponen el 71% de las penas impuestas por los agentes y suponen una cuantía de 12.600 euros.

Precisamente, estas dos conductas son las que más preocupan a los vecinos del entorno de la calle Arabial y Cañaveral. De hecho, en algunas ocasiones -especialmente con motivo de la Fiesta de la Primavera- han denunciado la presencia de jóvenes en los portales para tales fines.

Después de ocho años de reivindicaciones, "la paciencia se ha colmado", apunta José Jiménez, representante de la plataforma Antibotellón. En el corto plazo, este colectivo considera positivo la entrada en vigor del nuevo reglamento, aunque Jiménez cree que al botellódromo "hay que ponerle ya fecha de caducidad".

Y es que, según recuerda, detrás de este movimiento hay 7.000 vecinos que en las distintas reuniones "piden hechos y muestran su "desesperación" con lo que tienen que soportar cada fin de semana.

En ese contexto, piden con urgencia un plan alternativo que acabe con las reuniones de miles de jóvenes sin recibir más oferta que la de botellas de alcohol. De ahí, que lamenten que se le llame espacio de ocio.

Al hacer balance de las últimas madrugadas, destacan la presencia de más agentes, ya que consideran que la Policía Local "tendrá mucho protagonismo en el éxito del cumplimiento de la nueva normativa". No obstante, en la tradicional ronda que realiza Jiménez junto a otros compañeros de la plataforma comprobaron sobre el terreno que unos 4.000 jóvenes se concentraron en la zona en cuestión. "Un número importante, que incluso llegó a provocar el corte de la calle María Moliner", advierte.

Por otro lado, mientras que siga abierto el botellódromo -los vecinos esperan que por poco tiempo más-, confía en que se dé una solución a la ausencia de urinarios. "Es una incongruencia que pongan sanciones cuando no existen baños", asegura. Así, Jiménez lanza una "llamada de atención" a los responsables de mantenimiento para que solucionen esta cuestión y así se eviten molestias en calles adyacentes.

Al margen de la ingesta de bebida fuera del espacio delimitado y las micciones en plena calle, hasta dieciséis multas se han puesto a establecimientos de alimentación por vender alcohol fuera del horario permitido, nueve en relación al reglamento de conducción, tres por desorden público y una diligencia por alcoholemia.

La noche del viernes se llevó a cabo once inspecciones en establecimientos, de los que tres de ellos recibieron una sanción por falta de licencia. Además, en la madrugada del sábado se ordenó el cierre de otra tienda al carecer de permiso para la actividad.

Tras ofrecer todos estos datos, la concejal de Movilidad y Protección Ciudadana, María Francés, calificó de "positivo" el balance registrado si bien recordó que en la zona se ha actuado "desde hace tiempo" y "hay que seguir trabajando". En relación al nuevo plan de vigilancia rubricado por el alcalde, José Torres Hurtado, el pasado viernes, la edil dijo que "hemos llegado a un punto en que el descanso a los vecinos se perturba más de lo normal y tenemos que equilibrarlo con ese derecho a la diversión".

Sobre la puesta en marcha del decreto, Francés reconoció que "con la intensificación de este fin de semana -por el anterior- ya se están viendo resultados. Lógicamente en un fin de semana no se van a ver los parámetros que se quieren pero sí es importante que todos pongamos de nuestra parte". En esa línea, recordó la importancia que tendrá que otros  cuerpos de seguridad (Policía Nacional y Autonómica) se sumen al operativo de vigilancia. "Cuando hay una concentración de personas que perturban el orden público también se necesita el apoyo", concluyó para insistir en que "todos estamos concienciados".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios