Sucesos

Cae una banda que estafaba en cajeros con ‘el lazo libanés’

  • Consiguieron 30.000 euros modificando la rendija del dinero y apoderándose de las tarjetas y del número pin

Furgón de la Guardia Civil, en una imagen de archivo. Furgón de la Guardia  Civil, en una imagen de archivo.

Furgón de la Guardia Civil, en una imagen de archivo. / EFE

La Guardia Civil ha desarticulado una banda especializada en una variante de la estafa del lazo libanés al detener durante la operación Caliba a cinco personas de nacionalidad rumana, tres de ellas enviadas a prisión, por apropiarse de unos 30.000 euros de una treintena de víctimas de Granada y Málaga.

Esta estafa consiste en modificar la rendija de la salida del dinero del cajero para que los billetes se queden adheridos a ella y, en otra modalidad, en colocar una rendija modificada con un mecanismo que se apodera de la tarjeta, mientras que una cámara disimulada graba los números para usarla después.

En esta operación, la Guardia Civil ha detenido en Peligros y Santa Fe a cinco personas de nacionalidad rumana –cuatro hombres y una mujer de entre 30 y 39 años– con antecedentes, como presuntos autores de los delitos de pertenencia a banda criminal, estafa continuada y daños.

Los agentes realizaron dos registros domiciliarios e intervinieron documentación falsa, cuatro tarjetas de crédito sustraídas, ocho teléfonos móviles, seis tarjeteros con dispositivo de retención, un bolígrafo con cámara y cuatro perfiles de aluminio manipulados con imanes para que se quedaran adheridos al cajero.

La Guardia Civil también recuperó muchos de los efectos que los detenidos habían comprado con las tarjetas de crédito conseguidas, entre otros los útiles necesarios para el cultivo de cannabis como lámparas halógenas, aparatos de aire acondicionado, filtros y abonos.

La primera estafa conocida ocurrió a las 22:00 horas del pasado 24 de agosto en la localidad de Valderrubio, cuando el cajero se quedó con la tarjeta del denunciante, que cuando fue a recogerla el lunes descubrió que habían hecho tres reintegros con ella por valor de 1.200 euros. A partir de ese día se fueron repitiendo las estafas en las provincias de Granada y Málaga hasta las treinta víctimas documentadas hasta el momento, una cifra que se podría incrementar.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios