Metro de Granada La boca del Metro de Alhamar estará cerrada "unas semanas"

  • Uno de los cristales de la marquesina sufrió un acto vandálico hace tres días

La bocana del Metro de Granada de la calle Alhamar, que da acceso a la estación subterránea de Recogidas, permanecerá cerrada "unas semanas", según confirmaron fuentes de la Consejería de Fomento a esta redacción.

El motivo es que uno de los cristales que conforman la marquesina se encuentra agrieteado después de haber sufrido un acto vandálico a principios de esta semana, por lo que la dirección de la infraestructura ha decidido cerrar tanto la escalera peatonal como la mecánica para evitar posibles accidentes. El acceso tan sólo se puede realizar a través del ascensor situado en la esquina con Camino de Ronda.

"Tanto por tratamiento como por las dimensiones es una pieza muy singular", por lo que "habrá que esperar unas semanas para reponerla", informaron desde la Consejería de Fomento. Hasta que no se realice el cambio del cristal, la boca permanecerá cerrada.

El informe pericial indica que la rotura no se debió a un problema técnico o fortuito, si no que se debió "a un acto vandálico". Sin embargo, no quedó registrado en ninguna de las cámaras del Metropolitano, por lo que no se ha podido presentar denuncia ante la Policía.

Se da la circunstancia de que semanas antes del inicio de los servicios del Metro de Granada ya hubo que cambiar el mismo cristal en la misma boca del Metro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios