Dispositivo de la Policía Local de Granada

Un centenar de denuncias por beber en la calle y fiestas en pisos en la noche de Halloween

  • Otras cuatro personas fueron denunciadas por la Policía Local por orinar en la calle y consumir drogas

  • También ardieron dos contenedores, lo que obligó a intervenir a Bomberos

Un centenar de denuncias por beber en la calle y fiestas en pisos en la noche de Halloween Un centenar de denuncias por beber en la calle y fiestas en pisos en la noche de Halloween

Un centenar de denuncias por beber en la calle y fiestas en pisos en la noche de Halloween / Carlos Gil

Un centenar de denuncias. Es el saldo final de la pasada noche de Halloween ofrecido por la Policía Local de Granada. 92 personas fueron apercibidas por consumir alcohol en la calle, dos por orinar en la calle y dos más por tenencia de sustancias psicotrópicas. A estas denuncias se suma en el balance final otras siete personas denunciadas por el ruido producido en fiestas de pisos. En total, la pasada noche la centralita de la Local recibió 50 llamadas de vecinos quejándose de molestias causadas por concentraciones festivas.

Por consumo de alcohol en la vía pública, la Policía Local recibió otras nueve llamadas. Tras personarse, los agentes procedieron a denunciar a 92 personas por consumir alcohol en la calle. Las denuncias se concentraron en las inmediaciones del parque Tico Medina y el centro comercial Neptuno, indicaron fuentes policiales.

Otras incidencias registradas en la pasada noche y que destacan desde fuentes policiales fueron actos vandálicos como la quema de dos contenedores, uno de ellos en Bola de Oro. Estos incidentes que obligaron a dar aviso al Servicio de Extinción de Incendios. También se dio cuenta de estos hechos al juzgado de guardia.

Estos hechos se unen a los incidentes registrados en la tarde noche de ayer. A las 16:30 se recibió la primera llamada que alertó del lanzamiento de huevos a autobuses urbanos de las líneas 5, 8 y N6. Uno de los huevos llegó a dar en la luna de un bus que se encontraba en la calle Julio Moreno Dávila. Se procedió a desviar estas líneas hacia Luis de Vicente y Pintor Chavarito, "con la intención de evitar las zonas donde se produjeron lanzamientos".

A lo largo de la tarde se incautaron de unos 700 huevos y se identificó a siete niños de entre 7 y 13 años. Se les identificó cuando estaban, precisamente, comprando huevos.

Los incidentes de ayer tarde se extendieron a los barrios Albaicín, Chana y Zaidín, aunque la Policía Local señala que "no tuvieron repercusión de mayor importancia".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios