Granada

La centralización hospitalaria, un problema para la desescalada de la Costa y el Nordeste de Granada

  • Los hospitales de Motril o Baza no tendrían suficientes recursos de camas y UCI para completar las exigencias del Ministerio de Sanidad

Hospital de Santa Ana, en Motril. Hospital de Santa Ana, en Motril.

Hospital de Santa Ana, en Motril. / R. G.

El inventario de recursos hospitalarios de la provincia de Granada, con 1.868 camas públicas y 343 de centros privados (2.211 en total), está a día de hoy muy centralizado en la capital de Granada, donde residen el 85% de las plazas de hospital. Esta situación incide directamente sobre la pretensión de la Junta de Andalucía de proceder a la desescalada del estado de alarma por distritos sanitarios, de modo que la Costa y la Alpujarra o la zona Nordeste de la provincia pudieran pasar de fase de forma aislada. 

El Ministerio de Sanidad estableció una serie de condiciones imprescindibles para aprobar ese cambio de fase en los territorios y una de ellas era la capacidad hospitalaria. Cada unidad territorial que aspire a pasar a la siguiente fase de la desescalada deberá tener o disponer para instalar en menos de 5 días "entre 37 y 40 camas para enfermos agudos por cada 10.000 habitantes". El Gobierno exigía también que cada territorio disponga de entre 1,5 y 2 UCI por cada 10.000 habitantes. 

La petición de que zonas aisladas de la provincia pasen a una fase más avanzada que la capital y su distrito Metropolitano supondría preguntarse si esas áreas geográficas cuentan con los recursos hospitalarios exigidos por el Gobierno.

Por los datos epidemiológicos, el área sanitaria de Granada que mostraba una evolución más positiva para aspirar a pasar a la fase 1 hoy, 11 de mayo, sería el distrito Sur (Costa y Alpujarra), que no tiene nuevos contagios. El problema viene al analizar sus propios recursos hospitalarios. Con la población de esta zona (148.829 habitantes), serían necesarias entre 550 y 595 camas de hospital para pacientes agudos y entre 22 y 30 UCI. 

El Hospital Santa Ana de Motril cuenta, según los datos de la Junta de Andalucía, con 161 camas y 7 quirófanos, además de 8 camas de UCI. Se quedaría muy lejos de esos requisitos a menos que se contara con otras instalaciones hoteleras o extraordinarias en caso de necesidad y que no se tuvieron en consideración en la elaboración del plan de contingencia de la Junta durante la crisis, porque todos ellos se concentraron también en la capital o en el área metropolitana.

También podría ocurrir que, pese a tratar de separar las zonas para la desescalada (deslindar la Costa del resto de la provincia, por ejemplo), entre los recursos hospitalarios que se tengan en cuenta para un posible rebrote estén las instalaciones de la capital, que es donde más camas existen. En el Hospital San Cecilio hay 570 y en el Virgen de las Nieves 967. Todos los privados están también en la ciudad. 

De otro lado, el Hospital de Baza, el único de la zona Nordeste donde se ha hospitalizado a pacientes con Covid-19, tiene 134 camas disponibles y 5 quirófanos, además de 5 UCI. Por la población a la que atiende (98.043 habitantes), según los criterios de desescalada del Ministerio, debería de estar en disposición de tener en pocos días un mínimo de 362 camas para pacientes críticos, además de 15 plazas de cuidados intensivos. 

Las 36 camas y 3 quirófanos del Hospital perteneciente a la Agencia Pública Poniente, ubicado en Guadix, sólo aporta al cómputo de recursos de esa zona 36 camas y 3 quirófanos, según el inventario de la Junta para su plan de contingencia de esta crisis sanitaria.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios