Enganches ilegales

Los cortes de luz en la zona Norte, una queja también del Defensor andaluz

  • Desde la institución se relacionan los enganches ilegales con las plantaciones de marihuana

  • También manifiesta la problemática en Vegas del Genil y otros puntos de Andalucía

Una de las últimas manifestaciones que han tenido lugar en Granada a raíz de los cortes de luz que sufren los vecinos de la zona Norte. Una de las últimas manifestaciones que han tenido lugar en Granada a raíz de los cortes de luz que sufren los vecinos de la zona Norte.

Una de las últimas manifestaciones que han tenido lugar en Granada a raíz de los cortes de luz que sufren los vecinos de la zona Norte. / Carlos Gil

Hace quince días, una docena de vecinos y asociaciones de la zona Norte de Granada presentaron una demanda contra Endesa por los cortes de luz que sufren en este distrito de la capital. Los afectados llevan años sufriendo apagones que los han obligado incluso a salir a la calle –hace unos meses se manifestaron en el centro de la capital– para reclamar una solución definitiva "que para eso se pagan los recibos", como bien han denunciado en diversas ocasiones. Si bien, la compañía eléctrica apunta a los enganches ilegales como la raíz de un problema que se asocia a las plantaciones de marihuana y que, ahora, ha sido también denunciado por el Defensor del Pueblo Andaluz.

Desde la institución, que dirige en funciones Jesús Maeztu, se ha abierto una queja de oficio en la que señala su preocupación ante los fraudes en el suministro eléctrico, tanto "para solicitar la adopción de actuaciones contundentes contra las mismas, como para garantizar los derechos de los consumidores en la tramitación de expedientes de fraude eléctrico (conexiones directas y manipulaciones de contadores)".

En la queja, que ha sido consultada por Europa Press y que no solo abarca a la zona Norte de Granada –responde a la queja 15/798–, sino que también incluye al municipio granadino de Vegas del Genil (queja 17/695), así como a otros puntos de Andalucía, el Defensor añade que en los últimos años han observado un "aumento" de los casos de fraude relacionados con el cultivo de droga (marihuana) que, además, "acarrean consecuencias perjudiciales a la población en su conjunto", ya que se producen "reiterados cortes de luz" a causa de la "excesiva potencia" que demandan estas instalaciones ilegales.

Una de las plantaciones desmanteladas el pasado año en la zona Norte. Una de las plantaciones desmanteladas el pasado año en la zona Norte.

Una de las plantaciones desmanteladas el pasado año en la zona Norte. / G. H.

Tal y como destaca en el texto, en el Informe Anual al Parlamento andaluz correspondiente al ejercicio 2018 ya se ha hecho referencia a esta problemática, indicando "nuestra intención de mantener la atención sobre estas situaciones en Andalucía, a fin de proponer medidas que pudieran dar satisfacción adecuada a las demandas de la ciudadanía".

Pero además, matiza que en el caso de los cortes de luz en la zona Norte de Granada se ha efectuado un seguimiento de la queja de oficio 15/798, "dado que la información que seguimos recibiendo pone de manifiesto que los problemas continúan".

No obstante, y tras las últimas informaciones recabadas, la Defensoría concluye que el problema de los cortes de luz "sigue siendo los enganches ilegales asociados a plantaciones de marihuana y que no se pueden constatar avances significativos en su solución, pese a las actuaciones desarrolladas tanto de orden público como de mejora de las instalaciones". En todo caso, apostilla, "valoramos que los distintos organismos competentes vienen realizando las actuaciones oportunas para mejorar la situación".

"En la mayoría de los casos hemos podido conocer que las incidencias por cortes de luz descienden durante los planes de choque, principalmente por la erradicación de plantaciones de marihuana, pero aumentaban una vez que se deja de intervenir", manifiesta el Defensor, que advierte que ante situaciones de fraude "profesionalizado", en primer lugar, "es necesario contar con la actuación de las fuerzas de orden público para el desmantelamiento de las plantas, así como seguimiento de los ilícitos".

Precisamente, la lucha contra la marihuana es algo que está a la orden del día en Granada gracias al conocido como Plan Norte. Se trata de un operativo que se puso en marcha en febrero de 2017, en el que participan la Subdelegación del Gobierno, la Junta de Andalucía, el Ayuntamiento de Granada, Endesa y la Policía Nacional.

Sus objetivos son "mantener y garantizar el consumo eléctrico en las viviendas de la zona Norte, acabar con los enganches ilegales, perseguir los delitos de defraudación de fluido eléctrico, así como localizar y desmantelar las plantaciones de cultivo de marihuana, e incrementar la presencia policial" y el pasado año dio como fruto la desmantelación de 298 conexiones fraudulentas. Además, la Policía Nacional realizó un total de 40 actuaciones en las que se incautaron 11.548 plantas de marihuana.

Manifestación por los cortes de luz que tuvo lugar en febrero. Manifestación por los cortes de luz que tuvo lugar en febrero.

Manifestación por los cortes de luz que tuvo lugar en febrero. / Álex Cámara

Según indicaron desde la Subdelegación del Gobierno el pasado mes de enero, durante la presentación de los resultados de este plan, las plantaciones de marihuana en viviendas de la zona Norte de la capital se han estancado. Si bien, como ya se ha demostrado, los cortes de luz que acarrea esta problemática aún persisten y el Defensor del Pueblo manifiesta que "en ocasiones resultan necesarias mejoras en las instalaciones por parte de la distribuidora eléctrica "para evitar los reiterados cortes a la población".

Asimismo, hace quince días, el delegado de la Junta en Granada, Pablo García, hizo un llamamiento al resto de administraciones públicas para acabar con esta problemática que viene sufriendo la zona Norte, tras la reunión celebrada por la mesa técnica que el pasado febrero se creó a raíz de una petición del Defensor de la Ciudadanía de Granada, Manuel Martín.

Precisamente, en esta cita se dieron a conocer los resultados de las actuaciones que la Junta, en colaboración con Endesa, llevó a cabo desde que el nuevo Gobierno andaluz tomó posesión, en relación a esta problemática que también afecta a las 157 viviendas tuteladas que la institución andaluza tiene en Molino Nuevo. Según manifestó García, se ha conseguido regularizar la situación energética de más del 80% de estas viviendas.

Pese a que el Defensor andaluz entiende "la dificultad de articular un equilibrio entre las partes", ve oportuno promover una actuación de oficio con objetivo de conocer el alcance del problema y, en su caso, proponer soluciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios