Granada

El cultivo 'amateur' de marihuana se extiende por su alto rendimiento

  • Aumenta el número de consumidores de cannabis que optan por sembrar sus propias plantas, lo que propicia la proliferación de los 'grow shop'

Decomiso de una plantación de interior. Decomiso de una plantación de interior.

Decomiso de una plantación de interior. / g. h.

Llega a un grow shop un joven con un cogollo de marihuana del tipo 'amnesia' buscando consejo como quien va a la consulta del médico. Lo enseña al dependiente, que lo estudia con una lupa como si estuviera examinando un diamante y le da su diagnóstico: "Aún le quedan cuatro o cinco días, mantén las plantas a veinte grados y ya es suficiente, aunque si las dejas un par de días más para que queden más secas puedes sacar más resina". El cliente hace ya días que dejó de usar fertilizantes. "Las riego siempre el día antes de cortarlas", explica el dueño del cogollo que ya ha inundado con su aroma la tienda de cannabis situada en el Área Metropolitana. El dependiente, por su parte, le insiste en que el ventilador no enfoque directamente a las plantas para que el aire se mueva constantemente. "Tiene que haber ventilación y tienes que ponerlo al 40 o 50 de humedad", concluye el asesor cannábico.

En tiendas como esta se vende todo lo necesario para cultivar cannabis. Hace unos años, casi todas las incautaciones se daban en cultivos en el exterior, aunque en los últimos tiempos ha subido como la espuma el sembrado en el interior, lo que multiplica la capacidad productiva. Estas tiendas son perfectamente legales ya que los grow shop no venden marihuana y las semillas no contienen cannabinoides, por lo que no hay ninguna ley que prohiba su venta.

En las tiendas ofrecen una gran variedad de semillas según sus propiedades

Los que siembran marihuana en interior suelen hacerse con un armario para cultivar que se vende en cualquier tienda de este sector, donde el más asequible es un armario de un metro con una bombilla de 400 watios, un kit completo de 280 euros con todo lo necesario que incluye cuatro semillas de la variedad que elija el futuro 'agricultor'. La siguiente oferta es un armario de 1,20x1,20 de 360 euros con una bombilla de 600 watios y un tercero que también está en oferta y que cuesta 530 euros con dos bombillas de 600 watios y unas dimensiones de 2,40x1,20 metros, que sería una plantación equivalente a dos metros cuadrados con la posibilidad de plantar hasta 24 semillas que también están incluidas en el kit.

"Es sólo montarlo en una tarde, plantar las semillas e instalar el extractor para sacar y meter el aire", explica el dependiente de la tienda, que especifica que el extractor cuenta con un filtro para evitar el inconfundible olor de la marihuana en el hogar. "También asesoramos sin problema con los problemas que puedan surgir durante el cultivo", especifica el dependiente de la tienda situada en el Área Metropolitana, una de las muchas que han proliferado estos años y en las que, lejos de un ambiente lumpen, hay la misma atmósfera que puede haber en una tienda de electrodomésticos. En la entrada de la tienda hay apiladas bolsas de tierra específica para el cultivo de la marihuana, aunque este mismo producto se puede ya encontrar incluso en algunos Todo a 100, como el ubicado a las afueras de Pinos Puente.

En cuanto a la producción, los expertos hacen un cálculo fácil: si se usa un foco de 600 watios se obtiene una producción de 600 gramos, con lo que quien adquiera el armario de 2,40x1,20, fácilmente ubicable en cualquier cochera, obtendría un rendimiento de más de un kilo por plantación, una cantidad que aunque puede variar difícilmente se podría justificar como para el autoconsumo y que, en el caso de que el productor quisiera venderlo en el mercado negro, podría obtener fácilmente más de 3.000 euros teniendo en cuenta que los camellos suelen vender el gramo de 'maría' a unos 5 euros en el menudeo, todo un reclamo para los que quieren ganar dinero fácil en un negocio ilegal. Por contra, otros cultivadores recurren a este tipo de plantación por motivos medicinales o para su propio consumo.

Las plantaciones de marihuana se han disparado en toda España, donde Granada se ha erigido en la capital de este cultivo. Aparte de las típicas plantaciones exteriores, ocultas por ejemplo entre las cosechas de maíz o tomates, hay un 'boom' de plantaciones indoor, cultivadas en trasteros, habitaciones de viviendas, garajes o grandes invernaderos ocultos en naves industriales y fincas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios