Sanidad

Una ataque por semana, los datos de agresiones a sanitarios de 2018

  • CSIF denuncia que el pasado año tuvieron lugar 83 agresiones, 25 de ellas físicas y 7 más que en 2017

Cada año tienen lugar decenas de protestas contra los ataques a sanitarios Cada año tienen lugar decenas de protestas contra los ataques a sanitarios

Cada año tienen lugar decenas de protestas contra los ataques a sanitarios

Granada continúa siendo un punto negro en el mapa andaluz de las agresiones a sanitarios. Mañana se celebra el Día contra las agresiones a los profesionales del Sistema Andaluz de Salud, por este motivo, CSIF Granada advierte que en la provincia los datos de 2018 no son más optimistas que los de 2017. 

Granada contó el pasado año 83 agresiones (25 físicas), 7 más que en 2017 y 28 más que en 2016, apuntan desde el sindicato que muestra "su repulsa contra este tipo de conductas y denuncia que continúan en ascenso".

Las cifras del resto del país confirman que estos comportamientos violentos van al alza: en 2018 se produjeron más de 6.384 situaciones violentas en todo el país (957 físicas y un 85 % mediante insultos o amenazas) y en Andalucía, 1.234 (267 físicas). 

En territorio granadino los profesionales sufrieron más de una agresión a la semana durante 2018. Además, el sindicato pone de manifiesto que en este periodo diez sanitarios recibieron asistencia legal, uno de los agresores condena por atentando contra la autoridad y otros tres sentencias condenatorias.

Una de las causas es que las plantillas no son las adecuadas para las necesidades de la población, por lo que el sindicato propone implementar "un plan de vacaciones con las suficientes garantías de continuidad de servicios y aplicar medidas organizativas ante la escasez de tiempo en consulta y la sobrecarga asistencial".

Además, propone endurecer las sanciones ante la reincidencia de agresiones de usuarios y pacientes, así como mayor formación entre los profesionales para desarrollar habilidades comunicativas y sociales a la hora de afrontar situaciones de hostilidad.

Victorino Girela, responsable del sector de Sanidad de CSIF Granada, llama a la reflexión a toda la ciudadanía “porque la violencia nunca es la solución. Los profesionales de nuestro sistema sanitario merecen todo el respeto por la labor que realizan, la mayoría de las veces saturados y sobrepasados por las cargas de trabajo y los recortes sufridos durante todos estos años”.

Según datos extraídos del Informe Estadístico de Agresiones en el Ámbito Sanitario, correspondiente a 2018 las mujeres sufrieron el 70% de estas situaciones y la edad media de los profesionales agredidos se sitúa entre los 35 y los 55 años. 

Se trata del primer registro de agresiones a nivel nacional que está ultimando Sanidad, tal y como habían reclamado diferentes colectivos, como CSIF, en colaboración con las comunidades autónomas y revela que los sanitarios se enfrentan al menos a dos agresiones físicas al día en todo el país.

En cuanto al perfil del agresor, un 70% son hombres, frente al 30% de mujeres. En un 60% o de los casos, es el propio paciente quien agrede al profesional sanitario y en el 40% de los casos restantes, los responsables de la agresión son los familiares u otros acompañantes. 

Las consultas concentraron el 28% de las agresiones comunicadas en 2018; seguidas de las oficinas para la petición de citas (15%) y de las Urgencias (13%).  

La mayoría de las situaciones violentas se producen porque el paciente está disconforme con la atención recibida (en un 50% de los casos), aunque también se dan por la gestión administrativa u otras razones ajenas a la atención sanitaria. Los médicos fueron quienes comunicaron un 35% de las agresiones en 2018, seguidos del personal de enfermería y de los técnicos en cuidados auxiliares de enfermería.

Según los datos estadísticos de agresiones a sanitarios publicados por el Ministerio del Interior, 2018 cerró con un total de 298 hechos que ocasionaron 322 víctimas, de las que un 54,9% fueron mujeres.

CSIF, que viene denunciado esta situación durante años con la elaboración de campañas informativas y apoyo a las concentraciones de repulsa cuando se produce una agresión, considera que no es suficiente. Por ello, lanza la campaña Stop agresiones en el ámbito sanitario. Respeto y salud y realizará un estudio de percepción entre los profesionales sanitarios sobre su seguridad y protección.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios