Patrimonio histórico

El desprendimiento de una parte de la muralla zirí alerta a los vecinos del Albaicín

  • Técnicos de la Delegación de Cultura inspeccionarán la zona para valorar los posibles los daños

Efectivos de la Policía Local visitaron ayer la zona para ver los desperfectos y asegurar el entorno. Efectivos de la Policía Local visitaron ayer la zona para ver los desperfectos y asegurar el entorno.

Efectivos de la Policía Local visitaron ayer la zona para ver los desperfectos y asegurar el entorno. / policía local

Vecinos del barrio del Albaicín denunciaron ayer la existencia de un desprendimiento en la muralla zirí. Según informaron fuentes de la Policía Local, efectivos de este cuerpo se personaron en esta parte de la muralla a la altura de San Miguel alto a unos 200 metros de la ermita de San Miguel para analizar la zona y los desperfectos. La llamada se produjo en torno a las 14:30 horas.

En numerosas ocasiones vecinos han alertado del deterioro progresivo de la muralla cuya titularidad es del Ministerio de Cultura aunque la Junta de Andalucía es la encargada de la gestión. Ante estos hechos, el delegado de Cultura, Guillermo Quero, aseguró ayer que técnicos acudirán hasta la zona para valorar los daños que se hayan podido producir y que podrían estar centrados en el enfoscado aunque hasta que no se realice la visita es complicado comprobarlo.

Los vecinos han denunciado en numerosas ocasiones los daños ocasionados en esta parte de la muralla donde, precisamente, junto a los restos que se han desprendido, se aprecia un grafiti.

El Ministerio, a través del Instituto del Patrimonio Cultural de España, inició la pasada primavera un proyecto por el que invertirá 997.000 euros en la muralla.

La intervención se centra en cuatro tramos de la muralla interior conocida como zirí: la torre de las Tres caras, la puerta de Hernán Román, torres y restos de lienzos situados en la plaza del Cementerio de San Nicolás, y entre la calle Horno de San Agustín y el convento de las Madres Agustinas de Santo Tomás de Villanueva.

La nueva intervención se inició con una primera fase que afecta al tramo inmediato a la Torre de las Tres Caras. Para esa misma parcela existe la previsión de poner en marcha un proyecto de acondicionamiento del entorno y protección de los restos arqueológicos por parte de la Junta de Andalucía, así como una actuación de acondicionamiento urbano por parte del Ayuntamiento de Granada. El objetivo último de este programa de actuación en las murallas de Granada es la preservación material de un extraordinario conjunto fortificado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios