Granada

El juez ordena la detención y prisión para Carlos y Carmen por coacciones como piquetes

  • El juzgado de lo Penal 1 decretó ayer la ejecución del fallo condenatorio a los miembros del 15-M

Comentarios 11

El Juzgado de lo Penal 1 de Granada envió ayer la orden para ejecutar la sentencia condenatoria, y por tanto la entrada en prisión, de los dos miembros de un piquete del 15-M condenados a tres años de cárcel por un delito contra los derechos de los trabajadores por la participación en una huelga. Fuentes judiciales apuntaron que el juzgado ordenó la ejecución de la sentencia, y con ella la detención y entrada en prisión de Carlos y Carmen, ambos condenados a tres años y un día de cárcel por un delito contra los derechos de los trabajadores cometido durante su actuación como piquetes en una huelga general de 2012.

La sentencia, recurrida por los imputados, fue ratificada el pasado mayo por la Audiencia de Granada, lo que suscitó una manifestación por el centro de la capital en la que participaron más de 7.000 personas que exigieron así que no se ejecute la condena.

Los condenados son un joven cordobés de 25 años estudiante de Medicina y una mujer de 56 años en paro y ambos recurrieron la sentencia al considerar que la pena, que superó la petición de un año de prisión de la Fiscalía, era "desproporcionada".

La sentencia que puede ejecutarse desde ayer mismo con la entrada en la cárcel de ambos consideró probado que ejercieron coacciones durante la huelga general del 29 de marzo de 2012 contra la propietaria de un establecimiento que permanecía abierto.

Los sindicatos han mantenido una campaña para concitar apoyos con los que exigir la libertad de los condenados, una acción que se suma al encierro de 17 personas en la Catedral de Granada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios