Vuelta a las aulas

Los directores de instituto critican a Educación por la "inmensa carga de trabajo" que han asumido en el inicio del curso

  • Desde Adián se indica que los responsables de los centros han asumido responsabilidades "para las cuales es dudosa nuestra competencia" en el regreso a las aulas

  • Piden que se pospongan las elecciones a los consejos escolares, que son presenciales

Alumnos en fila para la toma de temperatura. Alumnos en fila para la toma de temperatura.

Alumnos en fila para la toma de temperatura. / Jesús Jiménez / Photographerssports

La Asociación de Directores y Directoras de Instituto de Andalucía (Adián) ha remitido una carta al consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, en la que manifiestan el hartazgo con cómo se ha desarrollado la planificación del inicio del curso en los IES y reclaman que se retrasen las elecciones a consejo escolar. Esta Asociación está presidida a nivel andaluz por Miguel González Dengra, director del IES Mariana Pineda de Granada.

"A lo largo del verano, los equipos directivos, conscientes de sus obligaciones profesionales, han realizado con seriedad un trabajo extenuante a fin de organizar el curso escolar, preparar los centros conforme a las medidas sanitarias acordadas por las autoridades y ofrecer, como siempre, un servicio público de calidad", comienza la misiva, en la que manifiestan que han sufrido un "agobio permanente" por los "cambios casi continuos por parte de la Consejería en relación a las medidas organizativas".

También apuntan los directores que  "hemos asumido y estamos asumiendo, en muchas ocasiones, responsabilidades para las cuales es dudosa nuestra competencia" y que en septiembre se encontraron con  "falta de colaboración por parte de los responsables de prevención de riesgos laborales en las delegaciones territoriales ante las dudas planteadas para la redacción del protocolo Covid" además de  "falta de concreción en la dotación de material de protección por parte de la Consejería". Estas quejas contrastan con la valoración que se hizo del inicio del curso desde la Administración, que subrayó la dotación aportada, los recursos humanos (600 millones y 6.300 docentes) y que "estamos preparados" para reabrir las aulas tras seis meses.

Además, los directores apuntan que la circular de 3 de septiembre que permite la docencia semipresencial llegó "cuando ya teníamos acabada, prácticamente, la organización de los centros", lo que obligó "a tomar decisiones con precipitación si se quería llevar a cabo la flexibilización antes del inicio de las clases".

"Cuando ya creíamos que todo iba a relajarse, nos encontramos el pasado lunes, 21 de septiembre, con la publicación en BOJA de la resolución por la que se establece el calendario para el desarrollo de las elecciones al Consejo Escolar. Podemos entender que la norma dice que cada dos años se renuevan los Consejos Escolares y que toca ahora, pero también consideramos que hay formas legales (y, sobre todo, circunstancias vitales) que permiten retrasar su celebración. No entendemos por qué, sin tiempo para el más mínimo respiro, se nos vuelve a cargar con otra actuación que, además, en los tiempos de pandemia que vivimos nos pone en serio peligro la celebración de unas elecciones presenciales", recalca el escrito, que finaliza con la solicitud de la Asociación de que "se aplacen estas elecciones a la primavera".

"Si siempre los comienzos de curso son muy complicados para los equipos directivos, en esta ocasión ha sido de un esfuerzo ingente el que se ha pedido a los equipos directivos, que llegamos a la segunda mitad del primer mes del curso extenuados y agotados. Da la sensación que, en ocasiones, la Consejería se quita de encima problemas y los endosa a las Direcciones de los centros, quienes tienen que asumir excesivas responsabilidades. No queremos hacer dejación de nuestras obligaciones profesionales, pero la Consejería de Educación y Deporte debería ser más sensible a la situación que estamos viviendo en los centros y al trabajo extenuante que hemos llevado los equipos directivos. Siempre estaremos dispuestos a asumir las competencias que se nos den, pero para ello se nos tiene que dotar de las armas necesarias para poder desarrollarlas. En definitiva, no decimos “no”, sino “basta” a la inmensa carga de trabajo que se nos está dando", añade la Asociación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios